Gabriel Escarrer, Rafael del Pino y Abel Matutes Jr.

Gabriel Escarrer, Rafael del Pino y Abel Matutes Jr.

Famosos GRANDES FORTUNAS

Familias ricas en las que no siempre manda el hijo mayor: Del Pino, Escarrer y Matutes

La línea de sucesión no les señalaba a ellos, pero han tomado la delantera y ocupan la silla presidencial de las principales empresas familiares. 

Noticias relacionadas

En la mitología griega, los hermanos Pólux y Cástor, hijos de Zeus y Leda, corrieron una suerte muy distinta: mientras uno estaba sujeto al destino de lo divino, el otro respondía a las leyes de los mortales. Aún así, siempre representaron el amor fraternal. La suerte de los hermanos de las principales fortunas españolas también ha ido cambiando con los años y en algunos casos el pequeño ha tomado la delantera al heredero natural, haciéndose con el poder de la compañía. 

Gabriel y Sebastián Escarrer en la celebración del 55 aniversario de Meliá.

Gabriel y Sebastián Escarrer en la celebración del 55 aniversario de Meliá.

Gabriel y Sebastián Escarrer, cara y cruz de Meliá

Este lunes se cumplen 100 días desde que Gabriel Escarrer Juliá, (81 años) dejara oficialmente la presidencia ejecutiva de Meliá Hotels International -la compañía hotelera líder en España y una de las primeras del mundo- en manos de su hijo menor, Gabriel Escarrer Jaume (46). Poco a poco, el menor de los seis hijos del fundador de la cadena, de carácter serio e incansable trabajador, ha ido ganando terreno en la compañía frente a su hermano Sebastián Escarrer Jaume (51), muy conocido en los principales círculos de poder de Palma de Mallorca y amigo de la infanta Cristina.

Sebastián Escarrer dejó la vicepresidencia de la compañía en 2012 argumentando que había cumplido con su misión y tomaba la decisión "en un momento adecuado para él, su propia familia y la empresa". Y su retirada ha sido real porque actualmente figura en la compañía familiar como consejero dominical mientras que Gabriel Escarrer Jaume lo hace como consejero ejecutivo. Mientras el hermano menor tuvo en 2015 una retribución anual de casi 1'5 millones de euros, el mayor no llegó a los 50.000 euros anuales.

Gabriel Escarrer hijo está volcado en la digitalización e internacionalización (sobre todo en Asia Pacífico) de Meliá Hotels International. Con él la cadena también ha llegado a Nueva York y Miami y busca expandirse en China y Singapur. Desde bien joven supo que estaba llamado a liderar la compañía familiar: "Cuando mis amigos pasaban los fines de semana esquiando o jugando al fútbol, yo los pasaba visitando hoteles de la mano de mi padre y aprendí a amar este negocio", explica a El Español.

En Palma se le identifica como el responsable del "lavado de cara de Magaluf", donde la compañía ha invertido más de 200 millones de euros. Su intención es "transformar" completamente el ocio de la zona y para ello ha impulsado la construcción del parque temático Katmandú Park o lujosos hoteles como el Me Magaluf o el Sol Wave House, con olas artificiales. "Con mas de 3.500 habitaciones en la zona, no podíamos tolerar la degradación de un destino como Magaluf, que con una ubicación y una playa espectacular en el exclusivo suroeste de Mallorca, se había convertido en el destino menos rentable de nuestro Grupo en todo el mundo; además, se había convertido en un sitio donde yo no quería llevar a mis hijos", explica el menor de los Escarrer a este diario.

Mientras Gabriel gana fuerza en la compañía, su hermano mayor Sebastián Escarrer preside la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD), círculo empresarial que organiza charlas por toda España en las que el mayor de los Escarrer, formado en las mejores escuelas al igual que su hermano, participa como coach. Cada vez es más difícil captar un posado suyo en las fiestas en las que se dejaba ver hace unos años junto a las principales familias palmesanas, cuando se le consideraba llamado a suceder a su padre en la compañía familiar.

Abel Matutes Prats en un evento de Only You Hotels en Madrid

Abel Matutes Prats en un evento de Only You Hotels en Madrid

ABEL MATUTES, EL BENJAMÍN MÁS TRIUNFADOR

A pesar de ser el menor de los hijos del exministro de Asuntos Exteriores, Abel Matutes Prats (39) es el hombre fuerte de la saga. Le han llegado a llamar 'rey de Ibiza' y el apodo no le puede venir más como anillo al dedo porque en Usuhaïa, el hotel preferido por las celebrities en la Playa d'en Bossa, se siente como 'el duque en sus dominios'. Su hermana Carmen le sigue de cerca como representante de Usuhaïa Entertainment, subdirectora general de la empresa familiar y representante de la Fundación Matutes, pero casi nadie duda de que Abel Matutes Jr. está llamado a ser el 'delfín' de la familia. El menor de los cuatro hijos del exministro (Stella, Carmen, María y Abel) es el presidente de Palladium Hotel Group y lidera la mayoría de negocios del grupo familiar. 

Rafael del Pino junto a su madre, Ana María Calvo-Sotelo.

Rafael del Pino junto a su madre, Ana María Calvo-Sotelo. Gtres

RAFAEL DEL PINO, LA CUARTA FORTUNA DE ESPAÑA

Las empresas familiares generan el 57% del PIB español y uno de los mejores ejemplos es Ferrovial, entre las diez principales compañías del país. Rafael del Pino Calvo-Sotelo (58) es el segundo hijo del fundador de Ferrovial, Rafael del Pino y Moreno y Ana María Calvo-Sotelo, hermana del expresidente del Gobierno Leopoldo Calvo-Sotelo. Antes que él en la línea sucesoria está su hermana María del Pino, que posee la mitad del capital que su hermano en Ferrovial. Rafael del Pino se desligó hace años del Family Office familiar, pero aún así ostenta la cuarta fortuna de España valorada en 6.850 millones de euros.

Su hermana María tiene un papel más representativo en la compañía (al frente de la Fundación Rafael del Pino). Detrás de ellos vienen Fernando, Leopoldo (fundador de Iberpark) y Joaquín, que gestionan de manera individual su parte de la compañía. 

No son las únicas empresas familiares en las que cualquier paso adelante de los herederos capta la atención de medios e inversores. En Iberostar, las dos hijas de Miguel Fluxá, Sabina y Gloria, ocupan el cargo de co-vicepresidentas ejecutivas.