Fernando Torres y Olalla Dominguez por las calles de Madrid el pasado verano.

Fernando Torres y Olalla Dominguez por las calles de Madrid el pasado verano. Gtres

Famosos FUERA DE PELIGRO

El tremendo susto de Olalla Domínguez tras la caída de Fernando Torres

El futbolista, que ya ha sido dado de alta, se puso en contacto con su mujer anoche para explicarle que "está bien".

Olalla Domínguez (32 años), mujer de Fernando Torres (32), vivió anoche uno de los momentos más angustiosos de su vida cuando vio desplomarse a su marido en el terreno de juego tras un choque con su compañero Bergantiños Giménez. El deportista, que cayó conmocionado en el césped, ya está consciente y ha podido hablar con su esposa para tranquilizarla. José Antonio Martín, 'Petón', hombre de confianza de Torres, ha explicado en declaraciones a la cadena Cope, en la que colabora habitualmente, que el delantero le ha explicado a su mujer que "está bien y no pasa nada". Además, ha comentado que incluso habría bromeado con ella por teléfono.

Fernando Torres atendido por los servicios de emergencia.

Fernando Torres atendido por los servicios de emergencia. Gtres

Olalla y Fernando se casaron hace ocho años en el ayuntamiento de El Escorial en una boda íntima y poco convencional. Ella iba vestida de rojo y no acudió ningún amigo ni familiar al enlace matrimonial. La pareja se conoce desde que eran niños y siempre han sido inseparables. El futbolista ha intentado mantenerla al margen de toda presión mediática, siendo una de las razones por las que Olalla no suele asistir a los partidos que juega su marido. Mientras Fernando jugaba anoche en Riazor, la gallega estaba en Madrid, donde reside actualmente junto al deportista y sus tres hijos.  Eso sí, le acompaña en cada uno de sus destinos futbolísticos. Olalla se trasladó a Inglaterra cuando el futbolista fichó por el Liverpool en 2009.

Olalla Dominguez y Fernando Torres saliendo del colegio de sus hijos.

Olalla Dominguez y Fernando Torres saliendo del colegio de sus hijos. Gtres

El jugador ya ha sido dado de alta esta misma mañana y ha abandonado el hospital Modelo de La Coruña para descansar en casa. El rojiblanco ha querido agradecer a todos aquellos que se han preocupado por su estado de salud a través de sus redes sociales: "Muchas gracias a todos por preocuparos por mí y por vuestros mensajes de ánimo. Ha sido sólo un susto. ¡Espero volver muy pronto!".