José María Ruiz-Mateos junto a seis de su hijos

José María Ruiz-Mateos junto a seis de su hijos EFE

Famosos TRIBUNALES

Ruiz-Mateos tendrá que ser exhumado al negarse sus hijos a realizarse la prueba de ADN

  • Se espera que el juzgado señale la fecha para la exhumación del cuerpo del empresario después de que la viuda, Teresa Rivero, diese su conformidad.
  •  

Noticias relacionadas

Adela María Montes de Oca deberá esperar seis meses más para saber si es hija del empresario José María Ruiz-Mateos. Este martes, 31 de enero, se tenía que haber celebrado el juicio en el que se dirimía su demanda de paternidad, pero el juzgado de Primera Instancia número 2 de Pozuelo de Alarcón (Madrid) lo ha aplazado para el próximo 6 de junio. El motivo: ninguno de sus hijos ha accedido a hacerse la prueba de ADN.

Los vástagos del empresario jerezano están en su derecho de negarse, aunque ese ‘no’ traerá consigo la exhumación de los restos mortales del patriarca de la familia, que falleció el 7 de septiembre de 2015, para extraer pruebas de ADN con el fin de constrastarlo con el de Adela, la supuesta hija secreta del fundador de Rumasa. El juzgado ya ha autorizado dicha exhumación; tan solo queda que señale la fecha y se envíe un exhorto al juzgado de Rota, municipio donde está enterrado el empresario.

La hija secreta de Ruiz-Mateos en un programa de televisión.

La hija secreta de Ruiz-Mateos en un programa de televisión.

La parte demandante advierte que se está dilatando injustificadamente el procedimiento en el que solo están personados los hijos varones del empresario Ruiz-Mateos. El juzgado ha dado dos veces traslado de una providencia, una cuando se abrió la causa y otra el pasado 29 de diciembre, a la viuda Teresa Rivero para que manifieste si se opone o da conformidad a la exhumación, teniendo en cuenta que ella es parte perjudicada, ya que goza del usufructo del tercio de la legítima. La esposa del fundador de Rumasa tenía cinco días dispuso de cinco días para ejercer su derecho, algo que no ha hecho, según consta a las fuentes consultadas por EL ESPAÑOL.

Durante el entierro de José María Ruiz-Mateos

Durante el entierro de José María Ruiz-Mateos Gtres

La demanda de paternidad presentada por la americana Adela Montes de Oca, de 25 años y vecina de Chicago, está fechada en 24 de marzo de 2014 con anterioridad a la defunción de José María Ruiz-Mateos, a quien e juzgado exhortó a realizarse la prueba en ADN y que en su día evitó argumentando problemas de salud. Tras su fallecimiento, sus hijos por subrogación procesal son quienes están personados en la causa.

Ahora tienen en su mano frenar la exhumación de su padre, el empresario José María Ruiz-Mateos, que si no hay más dilación en el procedimiento deberá hacerse antes del próximo 6 de junio. Solo hace falta que alguno de ellos se haga la prueba de ADN.

Solo así se sabrá si Adela María Montes de Oca, hija de Patricia Montes de Oca, es o no hija de Ruiz-Mateos y, por tanto hermana suya. Un juzgado la podría declarar como la hermana número 14, después de que falleciese hace dos semanas la primogénita de la familia, Socorro, tras padecer una larga enfermedad.

El clan, al completo. Socorro, a la izquierda, sostiene un bebé.

El clan, al completo. Socorro, a la izquierda, sostiene un bebé.