Imagen de una de las máquinas Uniqlo to go del gigante japonés. | Foto: Uniqlo Company.

Imagen de una de las máquinas "Uniqlo to go" del gigante japonés. | Foto: Uniqlo Company.

Moda

Cuando la moda se apunta al "vending"

Uniqlo continúa su expansión apostando por la instalación de máquinas expendedoras de ropa. Una idea que ha revolucionado al sector y que, aunque no lo creas, es bastante frecuente en la industria del retail.

Tras confirmar su desembarco en Barcelona el próximo 20 de septiembre -convirtiéndose ésta en la primera tienda en España-, el gigante japonés popularmente conocido por su apuesta por los básicos de calidad, la tecnología aplicada a los tejidos y la investigación para el desarrollo de prendas funcionales; continúa en su afán por revolucionar el fast fashion. Por eso, y con intención de estar presente en aquellas ciudades en las que no existe demanda suficiente como para abrir una tienda propia de la marca (especialmente en los aeropuertos), Uniqlo ha decidido añadir a su modelo de negocio una idea muy revolucionaria: los vending de ropa.

Teniendo en cuenta que Japón es un país donde todo (o casi todo) se puede comprar en una máquina expendedora, no es de extrañar que haya sido la firma nipona la responsable de hacer realidad el primer vending textil. Probablemente, un sueño hecho realidad para muchos de los fieles incondicionales de la marca. Y es que de la misma y sencilla manera con la que sacamos un café o un refresco, Uniqlo to go -que así es como se llama la propuesta- acercará en puntos estratégicos algunos de los productos más populares de la colección LifeWear; como sus míticas chaquetas acolchadas Heat Tech Ultraligh o sus camisetas básicas Top Tech. Aunque según ha confirmado la firma, ya se está barajando la posibilidad de incluir otros artículos como camisetas estampadas o, incluso, calcetines.

Así es el packaging en el que ofrecen los productos a través de las máquinas. | Foto: Uniqlo Company.

Así es el packaging en el que ofrecen los productos a través de las máquinas. | Foto: Uniqlo Company.

En este sentido, y tras seleccionar a través de pantallas táctiles la talla y el color en el que se desea el producto; el cliente de “Uniqlo to go” podrá disfrutar de sus prendas favoritas en tan solo cuestión de segundos. Lo único malo es que, en el caso de no acertar con la talla, las devoluciones tendrán que hacerse en tiendas físicas o a través de correo. Por el momento, los lugares elegidos para la instalación de estos fashion vending han sido los aeropuertos de Oakland, Houston, Hollywood y en el Highland Center de Los Ángeles. Localizaciones que, todo apunta, no serán las únicas en disfrutar de esta original y muy socorrida idea, pues Uniqlo ha anunciado que muy pronto revelará ubicaciones adicionales.

DE UNIQLO A CHANEL PASANDO POR MÖET CHANDON 

La puesta en funcionamiento de “Uniqlo to go” ha revolucionado y enamorado al sector por partes iguales. La rapidez con la que crece el fast fashion, es asombrosa. Pero aunque el gigante japonés haya sido el primero en hacer realidad la primera máquina expendedora textil, lo cierto es que no es la primera vez que la industria del lujo coquetea con esta forma de venta. De hecho, hasta el propio Karl Lagerfeld se ha atrevido a hacer lo propio. Aunque, por desgracia para el mercado español, de momento todas han ocurrido fuera de nuestras fronteras. Así que, mientras esperamos a que los vending de moda se hagan realidad en España -porque ya muchos se preguntan si el futuro de la moda pasará por las máquinas expendedoras-, recopilamos todas las veces que la industria se apuntó al vending: