El medio oeste americano de Coach

El medio oeste americano de Coach

Moda FASHION WEEKS

El Medio Oeste americano de Coach

Stuart Vevers vuelve a tirar de nostalgia y monta su propio rancho en NYFW para presentar su colección Otoño-Invierno 17/18

Vevers lo ha vuelto a hacer. Una vez más, Coach se ha convertido en uno de los desfiles más vitoreados de la Semana de la Moda de Nueva York. Con el diseñador británico al frente, estaba claro que sus propuestas y su puesta en escena no iban a dejar a nadie indiferente. 

Entre malezas y ante una reproducción exacta de un granero americano, los modelos desfilaron con los inspiradores diseños del británico que, siguiendo la misma línea utilizada desde que cogiera las riendas de la casa en 2013, pretendía despertar un sentimiento de nostalgia americana.

Inspirada en las películas ‘Malas tierras’ y ‘Días del cielo’ de Terrence Malick, y con pequeñas referencias a ‘El mago de Oz’; Coach presentó ayer una colección cargada de romanticismo pero con marcados toques grunge y deportivos. Yuxtaposiciones del tomboy americano que vive entre el campo y la ciudad.

EN CLAVE RÚSTICA

Para la colección Otoño-Invierno 17/18, Stuart Vevers apuesta por una paleta de colores muy cálida y terrenal. Tomando el camel y el marrón chocolate como principales protagonistas, y acogiendo los rojos y mostazas como contrapunto refrescante, Coach viste el invierno en clave rústica.

Entre las prendas más destacadas no podían faltar sus representativas bombers, abrigos y perfectos de piel shearling. Piezas clave de la colección y que, cargadas de una fuerte agresividad y estética motera, Vevers suaviza con bordados y aplicaciones de carácter animal. Siendo los caballos y águilas los grandes protagonistas de esta granja improvisada.

Por su parte, los vestidos vaporosos y las faldas de largo midi cobran especial protagonismo en una colección ausente de colores planos. Coach nos propone diseños muy vivos, con estampados florales y, sobre todo, a cuadros. Y es que el tartán se ha convertido en el hilo conductor de la propuesta del británico. Al igual que los parches, porque esta colección habla de personalizar las prendas para crear algo nuevo. Un sentimiento y filosofía en crecimiento para Coach, siempre con un estilo desenfadado y con un toque irreverente. 

LA FUERZA DE LOS COMPLEMENTOS

Y aunque desde que Stuart Vevers se encuentra al frente la firma, ésta se ha posicionado como un gran referente del prêt-à-porter, no hay que olvidar que Coach empezó como una empresa de marroquinería. Por eso, no nos extraña que uno de los puntos más fuertes de la colección hayan sido los complementos.

Maxi gorras con viseras de pelo en colores teja, negro y beis, calcetines de punto grueso, zapatillas de estilo deportivo, y sandalias y botas apresski de borreguito; añaden el toque hip-hop y grunge a una colección que huele a naturaleza.

Pero han sido sus bolsos Swagger, los que han centrado todo los flashes. En versión mini, con cierres de boquilla y llenos de parches y tachuelas, Coach impregna con su sello personal las propuestas para este invierno. 

AL CARRO DE LA MODA UNISEX

Con este desfile Otoño-Invierno 17/18 Coach vive un antes y un después en su historia. Sumándose a la tendencia del momento, la firma apuesta también por los desfiles mixtos. Inmersos en una nueva etapa de reinvención, la neoyorquina celebra sus 75 años en la industria, aunando sus colecciones de hombre y mujer, pasando de realizar cuatros desfiles a solo dos al año.