Sin habernos dado cuenta, en un abrir y cerrar de ojos, el buen tiempo está llegando a su fin. Y aunque aún quedan días de verano, como entonaba Amaral, los ojos de las amantes de la moda ya no están puestos en los vestidos de algodón y lino, los bañadores asimétricos que han marcado los últimos meses o los bikinis. Todas las miradas apuntan a prendas de otoño-invierno para estar divina en los grandes eventos de los próximos meses.

Noticias relacionadas

Desde la diseñadora e influencer Rocío Osorno hasta las privilegiadas cabezas pensantes de Claro Couture -Fernando y Beatriz Claro- tienen claro que hay una tendencia que explorar y que reinará en el vestidor de toda fashionista que se precie en esta inminente temporada: las plumas. 

Este miércoles, día 1 de septiembre -y puede que la fecha no sea casualidad porque para muchos es el inicio del año nuevo- la empresaria sevillana Rocío Osorno publicaba en sus poderosas redes sociales una galería de fotografías en la que lucía un espectacular vestido de plumas de su colección. Junto a las imágenes, un mensaje que no deja lugar a dudas. 

"Llevaba un montón de tiempo queriendo enseñaros este vestido de la colección y... ¡¡Por fin llegó el día!! Lo difícil es elegir un color porque los dos son tan monos". Se trata de un vestido corto-mini confeccionado en plumas, de tirantes, con cuello halter y en color rosa empolvado. Tal y como consta en su página web y así lo ha lucido la propia Rocío Osorno, la pieza incluye un cinturón a juego.

Es el modelo Mara y también existe la versión en celeste. Ambos se encuentran en stock bajo demanda, según consta en el site de Rocío Osorno Studio. Su precio original es de 180 euros, aunque en estos momentos tiene una rebaja de un 10 por ciento, por lo que este diseño puede ser tuyo por 161,99 euros

Y no sólo para un evento a media tarde o para una cena de gala son más que necesarias las plumas. Muchas novias del próximo otoño-invierno, como a la que prepara Fernando Claro desde su atelier madrileño, están apostando por esta tendencia. Sofisticada, elegante y con un efecto óptico único gracias al movimiento que esta pieza córnea ligera, resistente y generalmente alargada que cubre el cuerpo de un ave, entrega a las prendas a las que van engarzadas. 

Con casi cuatro décadas de profesión a sus espaldas, el nazareno -natural de Dos Hermanas- Fernando Claro erigió su primer atelier en el torero barrio del Arenal de la capital de Andalucía. 30 años más tarde, su hija Beatriz Claro, diseñadora y empresaria, tomó parte del timón de la firma y la instauró físicamente en Madrid, en concreto en la calle Velázquez.

El ADN de Claro Couture se ve reflejado en sus diseños, sus sedas, sus texturas, sus volúmenes irregulares e impresionantes bordados a mano. Algunos ya conocen al diseñador como "el rey de los armarios de las celebrities". Y es que no hay alfombra roja en la que no destaque algún diseño de esta firma.

[Más información: Rocío Osorno y María R. Rubíes se suman a la moda de los abrigos 'puffy']