La firma de Andrés Sardá recupera, una temporada más, su esencia más veraniega a través de uno de sus lanzamientos más deseados: las prendas de baño. Bajo el mando creativo de Nuria Sardá (52 años) y sin perder sus característicos y favorecedores diseños, la firma ha presentado su nueva serie de baño: Kathryn.

Noticias relacionadas

Una línea que contrasta con sus últimos lanzamientos de ropa de baño, pues abandona todo atisbo de color -característica de su anterior línea Imagine, que recreaba la década de los años 60-, sumergiéndose en el elegante y favorecedor color negro. Kathryn está formado por piezas que contrastan el estilo vintage con las últimas tendencias de moda, con absoluta maestría, posicionándose como una opción perfecta para cualquier figura. 

Los bañadores se convierten en la prenda imprescindible de la nueva colección de Andrés Sardá. Andrés Sardá

Todas las prendas de baño están realizadas a partir de las combinaciones de dos selectos tejidos clean out, para permitir cortes más limpios, sin necesidad de acabados en las prendas. Este detalle le aporta confort, pues carece de costuras, y ofrece múltiples posibilidades creativas. 

El resultado son prendas de gran impacto visual por la pureza de líneas. Elegantes, exclusivas y favorecedores. Además, la serie presenta un rasgo distintivo la hebilla con doble D plateada, que se puede encontrar en los cinturones o tirantes según el diseño de cada prenda, que les brinda un estilo único. 

Desgranando la colección

La línea de Andrés Sardá busca posicionar el bañador como la prenda imprescindible en los días de playa o piscina. Para ello, ha creado dos llamativos diseños.

Uno entero que sigue las modas más clásicas de escotes de pico en la espalda, decorado con tiras en la espalda. Asimismo, gracias a la técnica de doble combinación de tejidos, esta prenda se ciñe a la silueta, estilizando el cuerpo de una forma cómoda y ligera. Mientras que su otro modelo está presidido con tirantes anchos, decorados con las hebillas a ambos lados, con copas invisibles interiores aportándole un plus de comodidad al diseño. Ambos tiene un precio que ronda los 290 euros.

Las hebillas D se convierten en el elemento común de toda la línea de baño. Andrés Sardá

Mientras que los bañadores siguen esos patrones más tradicionales, los bikinis aportan el punto moderno de la línea Kathryn. Los bikinis, siguen esa línea fuerte, diferente y espectacular tanto sea para el modelo de copas, el nuevo triangular o el halter, sin relleno que favorece a todo tipo de escotes. Además, al igual que sucedía con sus anteriores colecciones, juega con los diseños de las partes inferiores de los bikinis; creando piezas únicas. 

El modelo alto, con cinturón, con un aire retro, y la anudada, que en este caso luce una hebilla también en su lateral. Aunque, la pieza más especial de la colección es un bikini estilo bandeau -muy favorecedor para personas con poco busto- realizado en un tejido maxired, combinado con cristales de Swarovki. El top tiene un precio de 178 euros y la braga de 102 euros

La firma vuelve a lanzar vestido de corte ligero y bañadores más ceñidos. Andrés Sardá

Y, por último, ante el éxito que tuvieron las prendas más fluidas de las anteriores colecciones de baño, han vuelto a crear un vestido largo que sigue la moda cut out, con una abertura en la pierna, que presenta un escote cerrado y doble cinturón. Un vestido rompedor y elegante que no dejará a nadie indiferente. 

[Más información:'Imagine', la nueva colección de baño ideada por Andrés Sarda]