Una de las últimas publicaciones que ha realizado Laura Matamoros (28 años) en su cuenta de Instagram ha dado una gran alegría a una firma española. En las imágenes de dicha plataforma, la hija de Kiko Matamoros (51) ha aparecido luciendo un vestido, tasado en 550 euros, de la empresa sevillana Fraile. Se trata de un diseño de estampado de vichy en color rojo. La prenda ha sido diseñada en un favorecedor patrón que se ciñe a la cintura con un fruncido, e incorpora mangas abullonadas y varias capas de tul en la falda. No se puede negar que a Laura le sienta como un guante y evidencia que las fotos fueron tomadas antes de que su tripa de embarazada fuera perceptible. Ha sido tal el efecto de esta publicación que la prenda ha roto stock, según han explicado desde la firma a JALEOS. 

Noticias relacionadas

Fue la italiana Chiara Ferragni (34) quien hace unas semanas ya seleccionó para su armario un diseño que guarda un parecido razonable, en cuanto a la factura y el estampado, con el de la ganadora de GH VIP.

Chiara Ferragni con vestido de Philosophy. Redes sociales

Lo cierto es que sí que se encuentran algunas diferencias entre los dos vestidos, aunque realmente sutiles: el tejido de la insider de moda transalpina es mucho más vaporoso y el cuadro de vichy más pequeño. La pieza de la empresaria italiana la rubrica la marca Philosophy, tiene el precio nada despreciable de 960 euros y está disponible en la web de la empresa textil.

No ocurre lo mismo con la pieza de la firma española. Una portavoz de Fraile ha explicado a JALEOS que aunque el vestido ya tuvo mucho éxito cuando la propia firma lo promocionó en sus redes sociales, el hecho de que lo haya escogido la hermana de Diego Matamoros (28) para uno de sus looks sí que ha supuesto un empujón para las ventas y finalmente las clientas han agotado las existencias.

Desde el equipo de Fraile en Madrid confirman que es imposible conseguir ya un modelo exacto al de Laura, porque se les ha agotado el tejido en el taller. Sin embargo, no está todo perdido, pues dejan abierta una opción bastante apetecible: es posible recrear el mismo modelo con un material diferente, en todo caso, se trataría de un encargo a medida.

A pesar de los más que claros parecidos entre ambas prendas, no se puede saber a ciencia cierta si la simetría entre ellos es fruto de la casualidad o de la inspiración. Si fuera este último caso, tampoco sería fácil deducir qué firma es la que se ha inspirado en el diseño de la otra, ya que ambos pertenecen a la colección primavera-verano 2021 de cada una de ellas. ¿Ha creado su propuesta la marca española basándose en la italiana o el proceso ha sido al contrario?

Lo innegable es que cada primavera-verano el estampado de vichy vuelve con fuerza a colonizar las tiendas con propuestas que se renuevan incorporando las tendencias del momento. Ya sea en una versión mini, como en el vestido de Chiara, o con un cuadro más grande, tal y como se dibuja sobre la prenda de Laura, este versátil print es ya un imprescindible en los armarios de las chicas que aman las tendencias. 

[Más información: Laura Matamoros se suma a la tendencia de los cuadros]