Ya es oficial. La primavera y el cambio de horario ya se han instaurado un año más. Ahora, las horas de sol y los días más cálidos están más presentes en nuestro día a día. Es cierto que cada estación requiere de unos cuidados específicos para la melena ya que el clima cambia. 

Noticias relacionadas

Por ello, es importante conocer cómo se puede cuidar el cuero cabelludo y el pelo en esta estación para que luzca más fuerte y brillante. EL ESTILO se cita con diferentes expertos capilares para que compartan cuáles son los cuidados más adecuados en esta época.

Melena fuerte y con brillo: estos son los cuidados a tener en cuenta. Archivo.

Exfoliación del cuero cabelludo

La salud del cabello comienza en el lugar en el que nace, el cuero cabelludo, por eso eliminar todo aquello que obstruye y dificulta su funcionamiento es el primer paso para una melena sana.

"En el cuero cabelludo se acumulan restos de productos de acabado, suciedad y grasa que con el tiempo pueden provocar irritación o caspa. Para empezar, lo primero que ocasiona es falta de brillo, ya que se crea una especie de película que obstruye los folículos pilosos, haciendo que el pelo se vuelva más fino o caiga con mayor facilidad. Se puede realizar la exfoliación en el salón, pero también existen cepillos y champús adecuados para hacerlo en casa una vez al mes", explica María José Llata desde su peluquería en Cantabria.

Frenar la caída estacional

Frenar la caída del cabello y fortalecerlo esta primavera. Archivo

La primavera y el otoño son épocas de caída capilar, un proceso natural y básico de regeneración. Sin embargo, este año se puede percibir una mayor caída debido a la situación de estrés y agotamiento acumulado a lo largo de esta nueva normalidad.

En este sentido, el experto Rafael Bueno desde Málaga, recomienda reforzar la salud del cabello si sientes que se encuentra apagado o que ha perdido cuerpo. Una buena opción, según Bueno, es cuidar la alimentación e incidir en vitaminas, minerales y diversos oligoelementos.

Nutrición e hidratación

La nutrición e hidratación son claves para frenar la caída y el encrespamiento capilar. Felicitas Hair

Tras un largo y frío invierno, la melena puede encontrarse deshidratada o encrespada. Los contrastes de temperatura pueden llegar a perjudicar la propia fibra capilar e, incluso, el uso de sombreros o gorros -como los populares bucket hat- pueden cargarlo de electricidad estática. Felicitas Ordás, desde su homónimo salón de peluquería en Barcelona, indica que es aconsejable realizar un tratamiento para nutrirlo a base de ácido hialurónico que lo refuerza y lo hace estar sano y bonito, ya que lo hidrata y le aporta un extra de flexibilidad. 

De la misma manera, la experta señala que utilizando mascarillas o aceites capilares, aplicados de medios a puntas una vez a la semana, también se puede recuperar el equilibrio perdido par afrontar el calor de la nueva estación.

[Más información: Cortes y peinados que favorecen a los rostros alargados y ovalados]