Anna Ferrer (23 años) ha dejado patente, a través de sus publicaciones en redes sociales, que el rosa neón ha sido su color estrella durante sus vacaciones estivales en Ibiza. Una tonalidad que desprende fuerza y energía. Dos de las emociones que la influencer ha demostrado tener en este verano atípico marcado por la pérdida de su padrastro, Antonio Juan Vidal.

Noticias relacionadas

En estos meses, Anna ha sido un gran apoyo para su madre, Paz Padilla (50). La presentadora de Sálvame que se despedía del "amor de su vida" víctima de un cáncer y decía adiós 24 días después a su suegra, Ana Isabel Agarrado, por la misma enfermedad; no dudó en agradecer el apoyo de su hija, que cancelaba sus vacaciones en Cantabria para volver junto a su madre en Cádiz.

Tras esta etapa convulsa y delicada, la influencer ponía rumbo – junto a su pareja, Iván Martín – a Ibiza. En sus redes, Anna ha mostrado una sonrisa en cada momento, haciendo referencia al mensaje que Paz Padilla le dedicó en redes: "La persona más fuerte que conozco con lo pequeñita que todavía eres. ¡Mi guerrera de la vida! Te quiero Anna".

Las preferencias estilísticas suelen reflejar, en cierta medida, la propia personalidad de quién los luce. Por eso, no es de extrañar que Anna Ferrer se haya decantado por esta llamativa y fuerte tonalidad durante sus vacaciones en la isla balear. Un color que ella misma usaba para despedirse, en redes sociales, de: "El mes más raro de mi vida".

En primer lugar, la hija de Paz Padilla se decantaba por lucir un vestido largo, fluido y con mucha caída de la firma textil de H&M. Una prenda vistosa, que ya no se encuentra disponible en tienda,y que combinaba con unas sandalias marrones de la firma vegana, Walkaround, y un pequeño bolso. 

Unas prendas que conforman un look que se podría catalogar de informal y, por supuesto, perfecto para lucirlo en la etapa más veraniega pues potencia el bronceado que se tenga. 

Por otro lado, Anna dejaba patente su gusto por esa tonalidad con este estilismo donde destaca, de nuevo, ese color rosa flúor. Para esta ocasión, la influencer se decantaba por dos prendas  de la marca Revolve y Lover and Friends en la misma tonalidad. Un conjunto formado por  un jersey ancho de manga larga, con caída en el hombro y unos pantalones cortos. Un look con el que la joven se despedía de este verano atípico. 

[Más información: Anna Ferrer, hija de Paz Padilla, regresa a Cádiz para reencontrarse con su madre]