Martin Margiela y su colección de piezas insólitas.

Martin Margiela y su colección de piezas insólitas. Instagram

El Estilo A LA VENTA

Martin Margiela sale a subasta en París con una colección de piezas insólitas

La conocida casa llamada Artcurial, dedica, por primera vez, una venta al diseñador belga con una colección de 200 prendas insólitas.

El diseñador Martin Margiela (61 años) se ha convertido en todo un privilegiado. Se ha puesto a subasta su colección de hasta 200 prendas insólitas, en algunos casos únicas, que se podrán conseguir en línea hasta el próximo 11 de marzo.

Su precio va desde los 200 hasta los 1.000 euros. La intención es que los admiradores del creador, retirado de la moda desde 2009, puedan "ofrecerse un regalo"- Lo cierto es que se estima que quienes mayor interés pondrán en la venta serán las instituciones.

"Hay otros diseñadores que podían haber merecido una subasta por otras razones, pero con treinta años no tenemos mucho espacio para reflexionar las colecciones y no es fácil hacer ventas temáticas sobre creadores que ejercen aún", explica Pénélope Blanckaert, directora del departamento de moda de Artcurial. Esto lo convierte en el primer diseñador de su generación al que se le dedica una subasta íntegra, como sucede a menudo en estos años con la obra de sus predecesores como Yves Saint Laurent, Christian Dior o Balenciaga.

El ritmo de sus desfiles era tan innovador, que el belga, que siempre se mantuvo al margen de cámaras y entrevistas, realizaba presentaciones retrospectivas cada cuatro o cinco años en la que reunía lo más representativo de esos últimos años: "Hace treinta años Margiela aportó respuesta a preguntas que la moda se hace hoy. Fue visionario al romper el ritmo del tiempo, había una continuidad en sus desfiles, mientras que los creadores de su época hacían rupturas brutales cada seis meses", cuenta Blanckaert.

Artcurial comenzó a construir esa colección hace un año, a raíz de la exposición que dedicó al diseñador el Palais Galliera de París: "Con piezas de la primera colección en el 89 hasta la última en 2009, se muestra la progresión de su trabajo. Hemos hecho todo un trabajo iconográfico para cada pieza, lo que no es fácil en la obra de Margiela porque a menudo rehacía las prendas", dice.

Una chaqueta de piel de una colección concebida a partir de la donación de ropa de un teatro, una camiseta de plástico convertida en camiseta o un abrigo en fase de patronaje convierten la colección en una venta importante, con objetos particularmente raros o de producción artesanal.

[Más información: Los tres tipos de rubio que querrás: californianas, 'balayage' o 'ice blonde']