Con la colaboración de

El Estilo Marcas Ñ

El tacón se reinventa esta primavera

Y vuelve pisando fuerte. Tras una larga temporada sin ser tendencia, este año adquiere una nueva dimensión con formatos más cómodos para que puedas llevarlos durante todo el día.

El letargo del tacón parecía eterno. Pero aquellos que lo querían enterrar para siempre, se equivocan. Mientras el zapato plano ha sido el rey de las pasarelas desde hace un par de años, el contenido generado en Internet dedicado al zapato alto no hace más que aumentar. Hasta un 20% de crecimiento en Instagram, en detrimento de su máxima competidora: la sneaker. Y aunque esta no dejará de llevarse esta temporada, le cede la mitad de su protagonismo a la reinvención del zapato de tacón. Desde El Corte Inglés quieren darle la bienvenida celebrando su vuelta. Elige el que más te guste, que llegan pisando fuerte.

SANDALIA O MULE

Es cierto que la climatología no acompaña, pero ya puedes ir fijándote en esas que van a ser tu imprescindible esta temporada. Desde las sandalias más clásicas, siempre en colores fuertes y veraniego, hasta esos que el mundo de la moda ha querido elevar a la categoría de básico: los mules. A medio camino entre el zapato cerrado y abierto, son la elección perfecta para la primavera. Se destalonan y suben centímetros para no dejar de estilizar. Mira la gran selección que tienes en este enlace.

EL MÁS CÓMODO

Aunque el tacón está pegando fuerte y son, posiblemente, una muestra más de ese empowerment en el que la mujer quiere sentirse liberada y sexualizada al mismo tiempo -¿por qué no?-, las hay también que, como Julia Roberts, deciden pasearse por la alfombra roja descalza para reivindicar que la elegancia pasa por ser una actitud. Y si vas cómoda, irás perfecta. Desde las cuñas a las plataformas o suelas en bloque, las opciones son muchas. Además, suelen combinar multitud de tendencias: deportiva con suelas tricolores para todo el día o en materiales metalizados o aterciopelados para la noche.

ARTE Y GEOMETRÍA

Y para todas aquellas a las que le gusta divertirse y están hambrientas de novedades, la última excentricidad de los diseñadores es darle forma y color al propio tacón. Después del botín-calcetín que causó furor en invierno, las casas de moda se entregan a reinterpretar ese tacón como si fuesen auténticas obras de arte con metacrilatos que parecen romperse o combinaciones que, por sí solas, llaman la atención.