Jeff Bezos (56 años), el fundador y presidente de Amazon, ha batido récords al comprar una residencia en Beverly Hills (Estados Unidos) por 165 millones de dólares -equivalente a 151 millones de euros-, la más cara de la historia en todo el condado de Los Ángeles, ciudad por excelencia de celebrities.

Noticias relacionadas

La casa, también la más costosa de todo el estado de California, es una villa diseñada en 1930 como residencia del primer presidente de los estudios Warner Bros., Jack Warner, y entre otras lujos cuenta con su propio campo de golf de nueve hoyos, según han informado medios de finanzas y entretenimiento como The Hollywood Reporter.

Detalle de la mansión que se ha comprado Jeff Bezos.

Se trata de una mansión de estilo colonial que, además, incorpora pista de tenis, piscina y jardines en sus más 13.000 metros cuadrados.

Según el periódico The Wall Street Journal, en la transacción no han intervenido agentes inmobiliarios ni intermediarios. Bezos y su actual pareja, Lauren Sánchez, habrían acordado la venta directamente con el magnate de medios David Geffen, anterior propietario de la residencia, sobre la cual ya había rumores de que pronto saldría al mercado.

Cuando Geffen compró la villa, en 1990, el precio fue de 47,5 millones de dólares (43,66 millones de euros) y también marcó récords en su momento.

La residencia ha aparecido en amplios reportajes de conocidas revistas de arquitectura como Architectural Digest por ser un ejemplo del diseño de mansiones con inspiración colonial que surgió en la época dorada de Hollywood e inundó las colinas de Bel Air, Beverly Hills y otras zonas del condado de Los Ángeles.

Jeff Bezos junto a su actual pareja.

Los interiores fueron renovados a fines de la década de 1980 por Henri Samuel, uno de los diseñadores más importantes del siglo XX. Es una mezcla entre clasicismo y modernidad con estancias que ofrecen unas vistas panorámicas desde el centro hasta el Océano Pacífico.

La mansión, conocida como Chartwell, es una rara combinación de extensos terrenos y poderosas vistas. Sendos detalles que son todo un lujo en una ciudad como Los Ángeles. 

Las propiedad incluye una casa de huéspedes de cinco dormitorios diseñada por Wallace Neff, una piscina de 22,86 metros con una espaciosa casa de piscina, cancha de tenis, galería de autos para 40 vehículos, bodega de 12.000 botellas y jardines cuidadosamente cuidados que parecen extraídos de un castillo en Francia.

Precisamente, la anterior residencia más cara de Los Ángeles se ubicaba en Bel Air, conocida como la villa Chartwell y adquirida por Lachlan Murdoch, presidente de Fox, a cambio de unos 150 millones de dólares.

La mansión de Beverly Hills no es la única propiedad millonaria que ha adquirido Bezos en los últimos días, pues según The Wall Street Journal su compañía personal (Bezos Expeditions) pagó 90 millones de dólares (82,72 millones de euros) por unas tierras que eran propiedad del cofundador de Microsoft, Paul Allen.

Esta impresionante mansión será el nuevo hogar de Jeff Bezos y de su actual pareja. El empresario y la periodista comenzaron a salir el año pasado, después de que Bezos se divorciase de MacKenzie, la que se ha sido su esposa durante más de 25 años de matrimonio.

Jeff Bezos junto a su exmujer, MacKenzie Tuttle.

Con el divorcio, su exesposa obtendrá 35.600 millones de dólares -casi 32.000 millones de euros. Con este acuerdo, MacKenzie pasó a ser una de las mujeres más ricas del mundo.

Del matrimonio nacieron cuatro hijos; el mayor, Preston, de 19 años, a él le siguen dos hijos adolescentes y una niña adoptada originaria de China. En los primeros años del 2000 los menores ya habían crecido y hacían sus días en el colegio, así que fue entonces cuando la escritora retomó su labor literaria y publicó dos libros: The Testing of Luther Albright (2005) y Traps (2013).

[Más información: MacKenzie, ex de Jeff Bezos, se convierte en una de las mujeres más ricas gracias a su divorcio]