Cristina Elena de Borbón von Handenberg, la hija menor de Francisco de Paula de Borbón y Escasany, duque de Sevilla, y Beatriz von Hardenberg ha muerto a los 44 años de edad en el hospital de Puerta de Hierro de Madrid tras sufrir un accidente.

La aristócrata falleció a las 15 horas, al lado de toda su familia, que se trasladó hasta el madrileño hospital tras el ingreso urgente de Cristina, según ha adelantado ¡HOLA!. Al cierre de esta noticia se desconocen exactamente las causas de la muerte. Este mismo jueves su cuerpo será trasladado al tanatorio de San Isidro a las 21 horas, donde la velarán hasta las cuatro de la tarde del viernes 14 de febrero. Después se celebrará un responso en el mismo lugar y una misa funeral dentro de un mes. 

Esta noticia deja hundida a la jet set y a la aristocracia española, que lloran su trágica y repentina muerte a tan temprana edad. El duque de Sevilla es primo hermano del emérito rey Juan Carlos (82) y la madre de la fallecida fue directora de la famosa publicación Vogue. A pesar de ser una de las hijas menos mediáticas de la pareja, Cristina siempre estaba al lado de su hermana, Olivia de Borbón (45), y era muy habitual verlas juntas en Marbella.

Cristina Elena tenía una empresa de catering que llevaba su nombre y era la encargada de poner el sabor a los eventos más exclusivos de muchos de los miembros de la alta sociedad española. Al ser preguntada si su apellido la ayudaba en estos casos, Cristina respondía tajante: "Ayudarme no me ayuda. La gente tiende a pensar que lo mío es un capricho…. Por muy Cristina de Borbón que sea, si fastidio un plato y el cliente no vuelve por el restaurante, es culpa mía, y quien se resiente es el dueño o el chef".

La aristócrata, como ha recordado ¡HOLA!, se formó en comunicaciones en el College for International Studies en Madrid -el mismo centro donde estudia Felipe de Marichalar Borbón (21)-, aunque rápidamente se cambió a la rama de turismo, que tampoco terminó de llenarla, así que decidió continuar con sus estudios, esta vez en el Institute of Culinary Education, en la ciudad estadounidense de Nueva York. 

Allí permaneció cuatro meses y acabó especializándose en la alta cocina a domicilio y, tras hacer prácticas en restaurantes de renombre como Horcher, Balzac o El cenador de Salvador y acudir a talleres de Sergi Arola -entre otros conocidos chefs-, montó su propia empresa de catering

[Más información: Así fue el bautizo del hijo de Olivia de Borbón con Carmen Lomana como madrina]