Kim Kardashian y Kanye West.

Kim Kardashian y Kanye West.

Celebrities EL SEGUNDO POR GESTACIÓN SUBROGADA

Kim Kardashian y Kanye West, padres de su cuarto hijo

La empresaria ha sido la encargada de dar la noticia a través de su cuenta oficial de Twitter: "Ya está aquí y es perfecto", ha publicado. 

Kim Kardashian (38 años) y su marido, el rapero Kanye West (41), han dado la bienvenida a su cuarto hijo; el segundo hijo mediante gestación subrogada. Ha sido la propia Kim quien ha decidido confirmar la noticia de la llegada de su bebé a través de la herramienta que más utiliza para comunicarse con sus fans: Twitter. En un escueto pero directo tuit, Kardashian ha afirmado: "He's here and he's perfect" ("Está aquí y es perfecto"). 

La pareja de celebrities ha vuelto a recurrir a la gestación subrogada, por los problemas de salud de la hermana más famosa del clan Kardashian. La gestante elegida para este nuevo miembro de la familia ha sido la misma que gestó a su última hija, Chicago, nacida el 15 de enero de 2018. Quizá por esto Kim ha confirmado lo siguiente: "Parece un hermano gemelo de Chicago. Estoy segura de que cambiará pero ahora se parece muchísimo a ella". 

La noticia de la llegada de un nuevo miembro a una de las familias más famosas de Hollywood sorprendió porque ninguno de ellos había dado pistas al respecto al deseo de un cuarto hijo. De hecho, cuando se le preguntaba a Kim si pensaba en tener más niños, siempre respondía con evasivas. Como hace unos meses en una entrevista con la edición americana de ELLE, cuando aseguraba: "Mi hogar y mi corazón se sienten realmente llenos en este momento...", para luego añadir: "No creo que pueda manejar más que eso... No tengo tiempo para más". 

El rapero y la estrella televisiva, que contrajeron matrimonio en Florencia en mayo de 2014, ya tienen cuatro hijos en común: North West (5), Saint West (3) y Chicago West (1), y el cuarto, un bebé varón del que aún no han desvelado el nombre, pero que la propio afirmó que nada tendría que ver con los puntos cardinales. 

La pareja ha tenido que recurrir al método de la gestación subrogada porque Kim no puede tener más hijos ya que sufre de placenta retenida. Esto implica que si tuviera un embarazo natural pondría en peligro su vida y la del propio bebé. Estos problemas de salud ya surgieron con sus dos primeros hijos, con quienes tuvo complicaciones tanto en el embarazo como en el parto.

"Lo más difícil no es apostar por este método, sino encontrar a alguien en quien realmente confíes para que lo haga", confesaba la celebrity durante su reality Keeping Up with the Kardashians

"Tienes que asegurarte de que su estilo de vida es sano y la candidata tiene que pasar toda una serie de exámenes psicológicos un año antes de llegar a este punto", explicó. 

Ver esta publicación en Instagram

Morning ✨

Una publicación compartida de Kim Kardashian West (@kimkardashian) el 30 Mar, 2019 a las 7:13 PDT

[Más información: Kim Kardashian celebra el 'baby shower' de su cuarto hijo con la marihuana como protagonista]