Lewis Hamilton junto a una de sus grandes pasiones, los aviones.

Lewis Hamilton junto a una de sus grandes pasiones, los aviones.

Celebrities MÁXIMO LUJO

La lujosa y excéntrica vida de Lewis Hamilton

El piloto presume en sus redes de no necesitar ahorrar dinero, a pesar de haber aparecido en los 'Paradise Papers' por no pagar el IVA de su jet privado.

Lewis Hamilton (32 años) ha sido noticia estas últimas semanas después de que su nombre figurara en los 'Paradise Papers', la investigación llevada a cabo por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación que en España han publicado El Confidencial y La Sexta. Las informaciones mostraban que el piloto evitó pagar 3,8 millones en IVA por la compra de su jet.

Sin embargo, un breve repaso a su vida social evidencia que esta estratagema no la llevó a cabo por necesidades económicas. Todo lo contrario, y es que según Forbes sus ganancias en 2016 se elevaron hasta los 46 millones de dólares. Al inglés le gusta disfrutar de viajes no solo en avión privado, también en helicópteros, yates... Asimismo, entre sus amistades se encuentra lo más selecto de la élite (moda, cultura, televisión...).

Viajes de lo más exclusivos

Cuando Lewis Hamilton emprende un viaje no escatima en gastos, y prueba de ello es su flamante avión privado en color rojo. El aeroplano tiene un valor de 20 millones de libras (si no tenemos en cuenta el dinero que se ahorró el inglés al no pagar el IVA). Es habitual que presuma del avión en las redes sociales, tanto en su perfil como el de su perro. 

Sin embargo, este no es el único lujo que se permite a la hora de viajar. A Hamilton no le importa tirar de fondos si es para reservar el helicóptero que mejor se amolde a las necesidades del momento. 

Una situación similar ocurre cuando el inglés quiere disfrutar de sus vacaciones de verano. Lujosos y enormes yates repletos de todo lo necesario para descansar de la temporada, y donde se puede ver a invitados tan importantes como Rihanna (29) o Bella Hadid (21). 

También se relaja a bordo de largos veleros donde invita a todos sus amigo y a sus mascotas (que no lo abandonan allá donde marche) para disfruta juntos de su tiempo libre. Así, ya sea en Barbados, en el sur de Francia o en el entorno más paradisíaco y perdido del mundo, Hamilton no escatima en gastos a la hora de disfrutar de su tiempo privado. 

Coches y motos de alta gama

Lewis Hamilton, como buen piloto de Fórmula 1, es un amante de la velocidad y una vez fuera de la pista no puede dejar de lado su gran pasión. Por eso, no sorprende que en su garaje guarde grandes joyas: clásicos del motor, deportivos, motocicletas de lo más selecto... Por eso, cuando surge la posibilidad de añadir otra de estas "obras de arte" no se lo piensa y el dinero nunca es problema.

Lewis Hamilton con uno de sus coches.

Lewis Hamilton con uno de sus coches. Gtres

En este sentido, y gracias a su profesión, el campeón del mundo también puede probar numerosos coches en exclusiva, ya sea para testarlos como para hacer promoción a las marcas, mayormente a los nuevos modelos de la firma Mercedes.

Rodeado de la élite más selecta

A diferencia de otros corredores de Fórmula 1, es habitual verle en las fiestas más exclusivas, en los conciertos más esperados, en las primeras filas de los grandes desfiles... No es de extrañar cuando se tiene en cuenta que es habitual verle rodeado de la élite más selecta. En el yate con la modelo más demandada, Bella Hadid, o con la su gran amiga Rihanna. En las grandes aventuras con su buen amigo Justin Bieber (23). En las fiestas rodeado de la familia Kardashian, con quien mantiene una muy buena relación.

Lewis Hamilton en compañía de diversas modelos durante el desfile de Versace.

Lewis Hamilton en compañía de diversas modelos durante el desfile de Versace. Gtres

En este sentido, son mundialmente famosas sus "fiestas acuáticas" que ofrece el piloto a bordo de su yates. El alcohol, los lujos y muchas mujeres en bikinis rodean al inglés mientras celebra las grandes victorias o mientras disfruta del tiempo libre.