La cadena hotelera Marriott posee negocios en más de 70 países.

La cadena hotelera Marriott posee negocios en más de 70 países. Hoteles Marriott.

Celebrities PROBLEMAS FAMILIARES

Pelea en los juzgados por la herencia de la cadena hotelera Marriott

John Marriott III, nieto del fundador, ha demandado a su padre por repudiarle después de que se divorciara de su esposa en 2015. 

John Willard Marriott inició se aventura empresarial con un puesto de cerveza de solo nueve taburetes y con 6.000 dólares en 1927. Ahora, 90 años después, la compañía Marriott International controla casi 4.000 hoteles en más de 70 países, incluso bajo marcas tan conocidas como Ritz-Carlton y Bulgari. Los Marriott son una de las familias más ricas de América, y es que ocupan el puesto 42 en la lista que elabora Forbes.

Ahora, este linaje empresarial se ha visto envuelto en una lucha judicial después de que John Marriott III (56 años), nieto del fundador, haya demandado a su padre, Bill Marriott (85), por una parte de la herencia familiarAl parecer, el padre le habría negado el acceso a su fideicomiso después de que su hijo se divorciara en 2015 de su esposa, una ofensa para una familia de devotos mormones (una creencia que desalienta el divorcio). 

La demanda involucra a toda la familia

Richard Marriott en una imagen de archivo.

Richard Marriott en una imagen de archivo. Forbes

John III presentó la demanda el jueves en el Tribunal Superior de Washington DC alegando que su padre lo aisló de su fondo fiduciario, lo repudió y le obligó a abandonar el negocio familiar después de que John se divorciara en 2015 de Angela, su esposa. En el escrito legal también se menciona a Richard Marriot (78), el tío de John, como un acusado. El demandante asegura que este pariente formó parte de decisión de excluirle de la fortuna familiar ya que es uno de los que controla el fideicomiso.

"Esto es realmente difícil. Enfrentar a mi padre y a mi tío es lo último que quiero hacer, y lo último que esperaba hacer", declaró John al medio estadounidense Washingtonian. Añade que él siempre ha "admirado" a sus parientes, siempre ha "confiado en ellos, y ellos siempre me han apoyado y han estado allí para ayudarme". Sin embargo, su divorcio complicó considerablemente la relación y desde este episodio su padre intentó quitarle todo lo que había ganado y todo lo que sus abuelos le dejaron con el objetivo de "mantener la imagen de la familia mormona perfecta". 

Hay que tener en cuenta que en Estados Unidos los Marriott poseen una imagen pública intachable: un clan muy religioso, discreto y dedicado casi en exclusiva al trabajo. Sin embargo, con este demanda, además de reclamar parte de su herencia, John ha querido poner de relieve que la imagen idílica de los Marriott es irreal. 

El demandante asegura que cuando era niño sintió tanta presión que llegó a considerar el suicidio con solo 11 años. Según el escrito legal, cuando buscó la ayuda de sus padres, y le confió su profunda desdicha, su padre le dijo: "Tienes todo lo que necesitas, vuelve a la cama". Asimismo, se asegura que cuando a los 12 años tenía problemas para dormir su padre "más de de una vez le dio un fuerte medicamento para adultos (Valium)". 

John, la "oveja negra" de los Marriott

John empezó a los 15 años en el negocio familiar como lavaplatos en uno de los hoteles. Pero poco a poco empezó a subir a través de una serie de puestos hasta convertirse en el vicepresidente ejecutivo de ventas y marketing. Fue tal su ascenso que muchos creyeron que sucedería a su padre como presidente. 

Sin embargo, Bill tenía otros planes y en 2005 ya estaba buscando otros candidatos. Para entonces, John llevaba años luchando contra su adicción al alcohol y a las drogas. Finalmente, el heredero dejó Marriott en 2006 para centrarse por completo en otra empresa familiar, JWM Family Enterprises.

John Marriott III

John Marriott III Purdue University

No obstante, su relación con el clan Marriottt empeoró considerablemente cuando en 2015 tomó la decisión de divorciarse. Según la denuncia, cuando se lo comunicó a su padre "respondió con frialdad y sin simpatía", llegando a advertirle que si continuaba ese camino estaría "dejando la familia". Además, Bill amenazó con destapar su historial de abuso de sustancias.

Al final, el padre eliminó a John como presidente de JWM Family Enterprises (donde llevaba trabajando cerca de 10 años), le recortó su capital en los hoteles de la misma compañía, y desvió una parte sustancial del fideicomiso, que posee 24,2 millones de acciones de Marriot International valoradas en 2,3 mil millones de euros. Todo ello le supuso la pérdida de millones de dólares anuales y la ruptura de su relación con sus hermanos y con su madre.