La infanta Cristina cumple este domingo 56 años. El 2021 está siendo para la hermana del Rey un periodo muy singular que ha alterado su vida personal en muchos aspectos. Su marido, Iñaki Urdangarin (53), consiguió el tercer grado y ya vive relativamente tranquilo en su ciudad natal, una gran noticia que contrasta con la nostalgia que vive Cristina de Borbón por tener que hacer su vida a más de mil kilómetros no solo de su esposo, sino también de sus hijos varones. Juan Valentín Urdangarin (21), Pablo Urdangarin (20) y Miguel Urdangarin (19) se han independizado ya del hogar familiar en Ginebra, donde actualmente la infanta solo tiene la compañía de su hija pequeña, Irene Urdangarin (16).

Noticias relacionadas

Con esta situación actual en la que cada miembro de la familia está haciendo su vida en un destino diferente de Europa, JALEOS ha querido analizar quién está en cada lugar y cuántos kilómetros exactos separan a Cristina de Borbón de su amada familia en una fecha tan señalada como es su cumpleaños.

Iñaki Urdangarin, a 1.030 kilómetros: en Vitoria

Iñaki y Cristina siempre se han mostrado muy unidos pero a las adversidades.

El pasado mes de marzo, el exjugador de balonmano fue trasladado de la cárcel de Brieva -donde ingresó hace tres años- al centro penitenciario de Zaballa, Álava, tras lograr el tercer grado. En su nueva vida en Vitoria-Gasteiz, su ciudad natal, el marido de la infanta Cristina acude de lunes a jueves a prisión y pasa los fines de semana en casa de su madre,  Claire Libaert. Además, ha conseguido un puesto de trabajo como consultor en el bufete de abogados Imaz & Asociados, ubicado en el centro de la capital alavesa.

Tras este gran cambio de Iñaki, su mujer le visitó el plena Semana Santa, momento en el que aún estaban restringidos los vuelos internacionales y que valió las críticas. También se acercaron hasta Vitoria sus hijos mayores.

Juan Valentín, a 1.388 kilómetros: en Madrid

Juan Valentín Urdangarin reside actualmente en Madrid.

Juan Urdangarin tomó la decisión repentina hace dos años y medio de dejarlo todo para afincarse en el lugar más próximo posible a su padre, que acababa de ingresar en la prisión de Brieva. El hijo mayor de los ex duques de Palma estaba matriculado en la Universidad de Essex en Reino Unido, pero cuando se conoció la condena de su progenitor voló a la capital española para continuar sus estudios cerca de él.

Es el motivo por el que ha sido el miembro de la familia que más veces ha ido a visitar a Iñaki a la cárcel. También ha sido habitual verle estos años en reuniones con parte de los miembros de la Familia Real como con su abuela, la reina Sofía (82), y sus primos en comidas y conciertos benéficos.

Pero la realidad es que se desconoce dónde reside o en qué universidad estaría cursando sus estudios, pero sí se ha confirmado, según Vanity Fair, que sigue matriculado en la carrera de Relaciones Internacionales, grado que ya emprendió en Gran Bretaña.

Pablo, a 788 kilómetros: en Barcelona

Pablo volvió a Barcelona, ciudad donde creció, el año pasado.

Pablo se mudó el pasado verano a Barcelona para seguir una vida discreta y construyendo su futuro profesional. El joven está matriculado en la European University -que también tiene sede en Ginebra, lugar en el que conoció el centro- donde estudia un grado de Empresariales. Mientras, también entrena en el equipo del Barça de balonmano, que dirige un gran amigo de su padre. Pablo quiere triunfar en el terreno deportivo en la Ciudad Condal, tal y como hizo en Alemania estos años atrás.

El segundo hijo de Cristina e Iñaki se trasladó a Barcelona con secretismo, pero meses después fue descubierto por los paparazzi y reporteros de prensa y el seguimiento que le hicieron durante unos días molestó tanto al joven que se enfrentó a los periodistas con una actitud poco agradable. Sin embargo, enseguida comprendió su error y en los sucesivos encuentros guardó silencio o solamente saludó. Además, recientemente ha debutado en Tik Tok, donde acumula miles de seguidores y muchos elogios.

Miguel, a 744 kilómetros: en Londres

Miguel Urdangarin se instaló en Londres el año pasado.

Es el primer cumpleaños que la infanta Cristina vivirá alejada de su hijo Miguel, pues el año pasado aún vivía junto a ella y su hija pequeña en Ginebra. Pero desde el pasado otoño Miguel se trasladó a Londres para cursar estudios universitarios en Ciencias del Mar, pues es un joven muy concienciado con el cuidado de los océanos.

De él se sabe que es alegre y, sobre todo, muy bromista. Un carácter que no le ha impedido tomarse muy en serio sus estudios: su expediente es brillante, con muy buenas notas y, además, compaginaba las clases ordinarias con las lecciones de piano.

Desde su entorno también se ha afirmado que es muy educado y muy maduro desde su adolescencia. Pero el aspecto que más destaca de él es su discreción. No se le conoce pareja y, el hecho de que se haya trasladado al extranjero facilita guardar con celo su intimidad; una protección por su privacidad que también refleja en sus redes sociales, pues todos sus perfiles están cerrados al público.

Irene, la única a su lado: en Ginebra

Irene, la más pequeña de la familia, es quien vive aún junto a su madre.

El fin de semana pasado, la más pequeña de la familia Urdangarin Borbón cumplió 16 años. La joven hace su día a día en Ginebra y siempre al lado de su madre, por lo que no faltará en una fecha tan especial como el cumpleaños de su progenitora. 

Irene es, sin duda, la menos mediática de las cuatro nietas de Juan Carlos (83) y Sofía, ya que ha vivido casi siempre fuera de su país natal. Tenía apenas cuatro años cuando sus padres iniciaron su exilio primero en Washington en 2009 y después, de forma definitiva, en Ginebra en 2013. En la ciudad suiza asiste a uno de los colegios más exclusivos de Europa: la escuela internacional, l'Ecole Internationale de la Route de Chêne de Ginebra. Es el centro de élite más importante de la zona y cuesta 30.000 euros por alumno y por año.

Pero este 13 de junio, al ser domingo, Irene no tendrá que ir a la escuela y podrá celebrar el cumpleaños de la infanta Cristina en el calor de su hogar y compartiendo confidencias y alguna que otra conversación sobre moda, disciplina que apasiona a ambas.

[Más información: La infanta Cristina viaja a Vitoria para pasar la Semana Santa junto a su marido, Iñaki Urdangarin]