La reina Letizia (48 años), el rey Felipe VI (53) y sus hijas, la princesa de Asturias, Leonor de Borbón (15 años) y la infanta Sofía (14) sorprendieron a los asistentes al Teatro Real este domingo por la noche. La Familia Real quiso disfrutar de la ópera para celebrar el Día de la Madre.

Noticias relacionadas

Los monarcas y sus hijas decidieron apoyar al sector de la cultura, al que son fieles y aficionados, en un momento en el que poco a poco se observa la 'nueva normalidad' y el control de la pandemia. Además, las infantas pudieron acompañar a sus padres aprovechando que este lunes, 3 de mayo, es la festividad de la Comunidad de Madrid, por lo que no tenían que acudir al colegio y podían descansar sin necesidad de madrugar al día siguiente.

La Familia Real festejó el Día de la Madre con una cita cultural muy especial. Gtres

Cuando la Familia Real fue captada por los fotógrafos, ya había caído la noche en la capital, y es que acudieron a ver Peter Grimes, una ópera de Benjamin Britten que tiene una duración aproximada de tres horas, que se dividen en un prólogo, tres actos y un epílogo. La historia que narra la obra es la vida de un pescador al que sus vecinos acusan de haber matado al aprendiz que lo ayudaba mientras faenaban en alta mar. Un argumento de misterio e intriga que tanto le fascinan a Letizia, la protagonista del día, y por la que los cuatro miembros de la familia salieron de palacio para festejar su jornada especial haciendo feliz a la reina.

Para la ocasión, tanto los Reyes como sus hijas lucieron estilismos correctos pero más informales de los que habitúan a lucir en sus actos institucionales. Y es que la de este domingo por la noche era una cita familiar, sin agenda, por lo que no se exigía ningún tipo de dress code.

La reina Letizia rodeada de sus dos hijas; las tres con estilismos informales y cómodos para asistir a la ópera. Gtres

El Rey escogió para la cita un pantalón gris marengo, conjuntado con una americana en azul marino y camisa azul claro. Pero su esposa y sus hijas destacaron más, precisamente, por mostrar una faceta mucho más rockera y diferente a lo que acostumbran. 

La Reina optó por un pantalón de tejido ligero y corte ancho en color negro, combinado con una blusa de tono rosado y se cubrió con una cazadora de cuero negro. Justo esta última prenda es la que también eligió su primogénita, Leonor, para su cita nocturna en la ópera. La princesa lució un vestido en tonalidades granates y completó su outfit con unos botines negros de estilo militar con cordones muy en la línea rockera de su chaqueta.

Por su parte, la infanta Sofía aportó el toque más elegante pero sin perder su esencia adolescente con una americana XL de estampado de cuadro inglés en tonos grises. Una prenda que ayudaba a conformar su look compuesto por un pantalón vaquero negro y una camiseta básica blanca.

Nada más salir del Teatro Real, los Reyes y sus hijas posaron ante los medios durante unos segundos, pero enseguida pusieron rumbo a palacio para no saltarse el toque de queda que aún sigue vigente en Madrid.

[Más información: La reina Letizia, seis grandes estrenos en cuatro meses: del abrigo de Mirto a su joya más llamativa]