Tenemos una Reina que siempre asegura, cuando le preguntan, que ella no sigue las tendencias de moda, que se pone siempre lo que a ella le gusta y punto. Pero para no ser nada trendy está mañana ha dado en el clavo con todo lo que se lleva esta primavera verano 2021.

Noticias relacionadas

Letizia (48) tenía una de sus citas favoritas del año, una reunión de trabajo con la Fundación del Español Urgente FundéuRAE en la Sede de la Real Academia de la Lengua. Se trata de una institución formada por académicos de la lengua y periodistas para el buen uso del español en los medios de comunicación. Hoy desde luego, debían de tener trabajo con todo el lío que se está montando con el lenguaje inclusivo.

Letizia nos ha querido dar una alegría con un estreno. Pero no un estreno cualquiera, sino un 100% tendencia y Made in Spain. Se trata de un abrigo de la firma Mirto, que empezó allá por los años 50 haciendo camisas y trajes para hombres, pero que ahora tiene línea de mujer y niños.

Letizia con una combinación en blanco y negro estrenando abrigo y camisa. Gtres

La Reina ha lucido una gabardina de esta marca, para protegerse de la posible lluvia que amenaza Madrid desde que ha amanecido. La prenda no puede estar más de moda al ser estampada en cuadros vichy blancos y negros. Nos encantan los maxibotones que tiene y el estilo overside (aunque puede ser simplemente que a la Reina le quede grande). La podéis encontrar en El Corte Inglés por 375 euros, no es que sea barata, pero es ideal.

La protagonista absoluta del outfit real era la gabardina, que ha combinado con una blusa blanca con un volante y cuello cuadrado y unos pantalones de tipo leggings, estilo cropped, que llevan varias temporadas en su armario y que se pone mucho cuando necesita un pantalón básico al que no darle mucha importancia.

Salones de Magrit y bolso de Nina Ricci. Gtres

Como complementos ha elegido unos salones de piel negra de Magrit y el que se ha convertido en su bolso favorito de la primavera, el modelo Marché de Nina Ricci. Valorado en más de mil euros, la verdad es que si yo me lo pudiera permitir tampoco me lo quitaría porque es ideal.

Para terminar, de nuevo joyas tan pequeñas que casi ni nos enteramos de su presencia. Los pendientes de libélulas de Gold&Roses de 800 euros y el anillo de Karen Hallam.

Un look apropiado para una cita de trabajo que contradice su afirmación de: 'no sigo las tendencias'. A la Reina, como nos pasa a casi todas, nos gusta la moda y disfrutamos con ella. Y eso, Señora, no es nada malo.

[Más información: La reina Letizia llama la atención con sus extravagantes zapatos de pitón en el Día del Libro]