La reina Letizia (46 años) no se despega de un anillo dorado desde hace prácticamente un mes. Desde entonces lo ha lucido en siete actos distintos -el primero el pasado 24 de abril y la última vez este mismo jueves- con estilismos diferentes, pero con su nueva pieza favorita intacta en su dedo. Todo era un misterio en torno a ese anillo que saltó de la noche a la mañana al joyero de la esposa de Felipe VI (51) para convertirse en su complemento fetiche.

Noticias relacionadas

Tras hacerse pública finalmente la autoría del anillo, JALEOS ha localizado a su diseñadora, Karen Hallam:

¿Cómo se enteró de que la reina luce una de sus pieza?

Pues fue una clienta la que me avisó, que además es amiga, y que tiene el mismo anillo que la reina y vio las fotos y me las pasó hace tan solo un día.

Entonces, ¿no se lo hizo llegar usted a palacio?

No, se lo regalaría algún amigo o quizá alguien de su entorno o su estilista pasaría por mi tienda de Madrid.

¿Qué tiene de especial esta joya?

Se trata de un anillo que diseñé hace 15 años... es una pieza que se vende mucho, es de mis favoritos y lleva siendo de los más vendidos desde que lo creé por eso nunca lo saco del catálogo sea la temporada que sea.

Letizia con el misterioso anillo dorado que ya tiene firma conocida.

Es artesanal, ¿verdad?

Sí, trabajo de una manera muy especial, con mis propias manos, de ahí que quede esa forma irregular.

¿Tiene la creación algún significado especial?

No significa nada en especial, a mí me gusta trabajar con formas esculturales, pero nunca hago creaciones por hacer. Son diseños sencillos y básico pero que dicen algo han lucirlos en el cuerpo.

La reina no es muy dada a llevar anillos porque dice que le molestan en los besamanos, ¿qué cree que le atrajo de su pieza?

Pues que es muy cómodo de llevar, elegante y favorecedor porque alarga los dedos.

¿Con qué materiales está hecho?

Está creado en plata con baño de oro y cuesta 114 euros. Lo mismo cuesta en oro rosado, y 89 euros en plata.

Realmente fue un misterio y una gran tarea para los periodistas encontrar a quién pertenecía la joya...

Ya lo veo, y yo que no me he enterado hasta ahora. Pues la verdad es que otro obstáculo que habéis encontrado a la hora de buscarlo es que justo ese diseño no aparece en la tienda de la web, solo en su versión en plata. Del resto de piezas sí tengo imágenes en varios colores pero de justo esa pieza no, porque no siempre hago fotos de todo.

¿Se ha traducido en mayores ventas el hecho de que lo muestre la reina?

Pues tendría que mirarlo porque como hasta ahora no conocía que Letizia lo llevara... por ahora en lo que noto que ha repercutido es en el número de seguidores de mis redes sociales.

¿Cómo comenzó con la marca?

Siempre me gustó crear joyas sencillas, y un año hice un curso de joyas. Ya justo cuando me quedé embarazada de mi primer hijo comencé a vender mis piezas y al ver que funcionaba y que la exposición que hice tuvo mucho éxito, seguí adelante. Así que comencé con mercadillos y luego hablando con tiendas para que los distribuyeran. Hace un mes abrí una tienda en Madrid y estoy muy contenta, ya llevo 26 años trabajando en esto.

¿Sabe de otros rostros famosos que tengan diseños suyos?

Pues recuerdo muy bien hace muchos años que de los primeros famosos que conocí que compró algo de mi marca fue Joaquín Cortés (50), en Londres -donde distribuyen mis joyas dos tiendas- también compró una pieza Michael Keaton (67), Ángela Molina (63) también sé que tiene alguna, a Alejandro Sanz (50) una amiga también le compró piezas en mi firma y algunas aristócratas. Muchas veces cuando estoy en la peluquería leyendo revistas del corazón veo fotos de famosas y digo: "Anda, esto es de mi tienda", pero nunca me acuerdo.

[Más información: El misterioso anillo de la reina Letizia: nadie sabe de dónde ha salido ni lo que significa]