La verdad que la situación no da para mucho más. Los reyes han entregado este martes 2 de marzo los Premios Nacionales del Deporte 2018. Sí, has leído bien. Estos galardones tenían que haberse celebrado hace un año, pero el encierro por la pandemia hizo que no pudieran tener lugar y ahora hay que recuperar las citas suspendidas.

Noticias relacionadas

Esta entrega de premios, que siempre tiene lugar en el Palacio de El Pardo, eran entregados antes por toda la Familia Real, los eméritos, los entonces Príncipes de Asturias, las infantas Elena (57) y Cristina (55) y hasta Iñaki Urdangarin (53) y Marichalar (57) acudían a este acto. Ahora, entre la Covid-19 y la desmembración de los Borbón y Grecia, acuden solo Felipe VI (53) y Letizia (48). Ya sabemos lo que dice el refrán 'mejor solos que mal acompañados'.

Felipe VI y Letizia en el Palacio del Pardo en Madrid. EFE

El caso es que esta mañana Letizia ha vuelto a elegir vestirse de luto, pero esta vez con un toque de brillo, pero no en la falda, sino en los pendientes. Resulta que hoy la Reina ha estrenado algo y ha sido unos llamativos pendientes, la primera joya nueva en muchos meses.

Se trata de una pieza curiosa en un color más curioso todavía. Se trata de un diseño largo, que simulan un nudo marinero, y que están llenos de piedras de color azul verdoso. No pegaban mucho con el look pero bonitos son preciosos. Además, Letizia se ha recogido el pelo y se veían perfectamente. No eran la única joya del día, ya que también ha llevado el anillo de Karem Hallam que no se quita para nada.

Letizia con jersey negro fino y falda plisada. EFE

El resto del outfit era todo de fondo de armario. Un top de punto en negro de manga larga y cuello redondo que ha combinado con una falda dorada y plisada firmada por Massimo Dutti. Un look más de noche que de mañana. Pero la entendemos, con toque de queda a las 23 horas en Madrid, y todas las restricciones que estamos viviendo, ¿quién no tiene ganas de vestir de noche aunque sea para una entrega de premios a las doce del mediodía?

La falda, que es ideal y la estrenó una noche de verano del año pasado para acudir al teatro con sus hijas y su marido, tiene toda la gracia en el corte asimétrico de su bajo que terminaba en unos salones negros de Carolina Herrera. Pero hoy ha perdido todo el protagonismo en favor al estreno de la jornada, los pendientes.

[Más información: Tweed blanco de Felipe Varela y bolso de mil euros de Nina Ricci: el último 'look' de Letizia]