El duque de Edimburgo (99 años), esposo de la reina Isabel II de Inglaterra (94), ha pasado una segunda noche hospitalizado en Londres como medida de precaución tras haberse sentido mal. El príncipe Felipe, que el próximo junio cumplirá 100 años, parece estar de "buen ánimo" en el hospital King Edward VII, donde permanecerá unos días en observación, según se informa. 

Noticias relacionadas

El palacio de Buckingham, residencia de la familia real británica, no ha aportado detalles de la posible dolencia del duque, que permanecía confinado en el castillo de Windsor, al oeste de Londres, junto con la reina por la pandemia de la Covid-19. De acuerdo con fuentes reales citadas por los medios, la hospitalización del duque no está relacionada con el coronavirus.

Isabel II y el duque de Edimburgo. Gtres

La reina Isabel II y su marido fueron vacunados contra la Covid el mes pasado en el castillo de Windsor, ubicado a unos 30 kilómetros del centro de la capital británica. De acuerdo con las fuentes que se citaron en su momento, la reina Isabel y el príncipe Felipe no tuvieron un tratamiento preferencial. "Esperaron su turno", ya que, según el calendario establecido por el Gobierno británico, los mayores de 80 años han sido vacunados justo después de los habitantes y trabajadores de residencias.

Felipe de Edimburgo no fue ingresado este miércoles de urgencia, sino que fue trasladado al hospital en un vehículo privado y entró en el edificio caminando sin ayuda, indicaron fuentes de la Casa Real a medios británicos. En diciembre de 2019, el duque ya pasó cuatro noches ingresado en ese mismo hospital privado para recibir tratamiento para una dolencia cuya naturaleza no ha trascendido.

En enero de ese mismo año, con la edad de 97 años, Felipe sufría un accidente de tráfico cuando conducía su propio vehículo. En concreto, se produjo un choque entre su coche y otro que se encontraba en ese mismo momento en la carretera: nadie salió herida, aunque el duque asumió su responsabilidad. Envió, incluso, una carta de disculpas.

El duque en una imagen de archivo. Gtres

"Profundamente arrepentido", admitía encontrarse, asegurando que lo sucedido le pasó factura a nivel emocional. Emma Fairweather, de 46 años, una de las pasajeras que iba en el otro coche, fue quien recibió esta carta en la que Felipe le explicó que "todo pasó porque el sol le había deslumbrado", mientras su vehículo se acercaba a un cruce. Después de aquello y ser cazado una vez más conduciendo, entregó su permiso de conducción hasta hoy. 

El hospital King Edward VII está ubicado en el exclusivo barrio londinense de Mayfair y es utilizado por los miembros de la familia real cuando necesitan algún tipo de atención médica. Felipe de Edimburgo ha requerido atención médica en numerosas ocasiones en los últimos años, incluida una operación coronaria de emergencia en 2011 para desbloquear una de sus arterias. En mayo de 2017, anunció que dejaría de acompañar a su esposa a los actos oficiales y se retiró de la vida pública. 

Sea como fuere, Felipe ha sido hospitalizado por consejo de su médico y en un comunicado la Casa Real británica ha dicho que se trata simplemente de una "medida de precaución". "Su alteza real el duque de Edimburgo fue ingresado en el hospital King Edward VII en Londres este martes por la noche. La admisión del duque no es más que una medida de precaución por consejo del médico de su alteza real, después de sentirse mal", rezaba el escrito. 

"Se espera que el duque permanezca en el hospital durante unos días de observación y descanso", se ha deslizado en las últimas horas. Felipe se había sentido mal durante un breve período y el médico fue llamado al castillo de Windsor, donde él y la reina se habían estado protegiendo de la pandemia. La Reina permanece en Windsor y no ha sido trasladada.

[Más información: El duque de Edimburgo, hospitalizado "como medida de precaución" después de "sentirse mal"]