El cielo encapotado de Londres y la irrespetuosa lluvia que no cesó ante la reaparición de los duques de Sussex en su primer acto público juntos desde el Megxit no robaron en absoluto el protagonismo a Meghan Markle (38 años). Para la tan esperada como oscura ocasión -en la capital del Reino Unido anochece a las 17 horas en estos días- había que elegir un color vibrante, aunque el diseño de la prenda fuera sencillo.

Noticias relacionadas

Sin abrigo, sin medias y en manga corta, con un ambiente de 8 grados de temperatura, descendía de un coche la exactriz americana guarecida bajo un enorme paraguas que sostenía su marido, el príncipe Harry de Inglaterra (35). Sobre su cuerpo, simplemente un elegante vestido azul cerúleo firmado por Victoria Beckham, su diseñadora 'prohibida'.

Los duques de Sussex, Meghan Markle y Harry de Inglaterra. Gtres

Pocas horas después, según ha podido comprobar JALEOS, el efecto Meghan sigue imbatible pese a su guerra pública con los Windsor tras dar un paso atrás como miembro senior de la Familia Real británica. La duquesa de Sussex ha provocado que el vestido que ha convertido en viral ya no se encuentre disponible en ninguna de las páginas web oficiales donde adquirir los productos de la creativa británica. 

Se trata del modelo T-shirt fitted dress y lleva este nombre precisamente por su sencillez y su estilo casual, ceñido al cuerpo como lo podría estar una simple camiseta. Su precio, 1.120 euros. Para aquellas mujeres que se aferren y quieran, de alguna manera, el vestido de la reaparición de Meghan Markle, pueden conformarse, hasta la fecha, con una versión alternativa. Existe el mismo modelo aunque en azul marino con un estampado original de pata de gallo. 

Meghan Markle con 'clutch' de Stella McCartney. Gtres

El look de Meghan Markle ha sido objetivo de análisis y todas las voces expertas coinciden en lo mismo: acertó con el minimalismo y con su guiño total a la moda británica en su vestido, sus zapatos y sus complementos. Como es habitual en la mayoría de sus apariciones, aparte del vestido, la duquesa de Sussex recurre nuevamente a toques sencillos, sin demasiada ostentación, pero de alta calidad.

En sus pies, lució unos zapatos stilettos en color azul marino del diseñador hispano-británico Manolo Blahink. Estos BB pumps ya residían en su zapatero, pues los ha llevado en varias ocasiones. Entre otras, en la boda de la princesa Eugenia de York (29), celebrada en octubre de 2018, tan solo cinco meses después de la suya propia. En su mano, un clutch rígido en tonos de azul con cierre de boca dorada, de Stella McCartney

Victoria, su diseñadora 'prohibida'

Meghan Markle con sus tres vestidos de Victoria Beckham.

Con la decisión de lucir un vestido de Victoria Beckham, Meghan Markle ha vuelto a romper sus propias reglas. En el año 2017, la esposa del príncipe Harry de Inglaterra concedía unas declaraciones en una entrevista donde ensalzaba la labor de la ex Spice Girl como diseñadora, subrayaba su visión creativa, pero afirmaba no verse favorecida llevando sus creaciones ya que no tenía "el tronco demasiado largo". En ese momento, los medios de comunicación hablaron de Victoria como una de las diseñadoras 'prohibidas' para Meghan Markle

Pero algo cambió en los gustos de la exactriz. Hasta la fecha, ya son tres los vestidos de Vicky Becks que ha exhibido la royal. El primero de ellos lo llevó el 25 de diciembre de 2018. Aquella mañana, los príncipes Guillermo (38) y Harry junto a sus correspondientes esposas aparecían juntos en público con motivo de la tradicional misa de Navidad a la que cada año acude la Familia Real británica al completo.

El segundo, el famoso color crema de las cadenas negras estampadas: un clásico en las últimas colecciones de VB. Para un solemne acto en la Abadía de Westminster, Markle seleccionó este diseño con cuello estilo pañuelo, manga larga y corte midi, perteneciente a la colección Otoño-Invierno 2019/2020. 

Los duques de Sussex en Londres. Gtres

El tercero y último, el turquesa que llevó este pasado jueves para presidir la entrega de los premios Endeavour, los galardones que se otorgan a militares veteranos heridos en acto de servicio. Un vestido tan simple como sofisticado, que la ha hecho brillar y que permanecerá para siempre en la retina de los apasionados de la moda, los amantes del universo royals y los seguidores de las tramas palaciegas de la familia Windsor. 

[Más información: El cinematográfico retorno de Meghan y Harry a Londres en su primer acto desde el 'Megxit']