El príncipe Harry de Inglaterra (35 años) y su esposa, Meghan Markle (38), continúan eliminando los flecos sueltos que aún hoy los vincula a la Familia Real británica y al palacio de Buckingham como institución. Los duques de Sussex, que decidieron dar "un paso atrás" y abandonar la primera línea oficial como miembros reales para ser "libres económicamente", han tomado la determinación de clausurar para siempre sus oficinas de Buckingham y, por tanto, despedir a las 15 personas que trabajaban para ellos.

Noticias relacionadas

Según ha informado este viernes el Daily Mail, la Familia Real reubicará a algunos de ellos, quizá a uno o dos, pero los otros deberán aceptar su despedido a causa del denominado Megxit. Entre las personas que pierden sus empleos se encuentran la secretaria privada de la pareja, Fiona Mcilwham -aunque actualmente se encuentra en la comisión de servicio en la Oficina de Asuntos Exteriores y de la Commonwealth y es probable que le encuentren en un puesto en Whitehall-, su jefa de comunicaciones, Sara Latham, la secretaria asistente de comunicación, Marnie Gaffney o David Watkins, asesor de las redes sociales de los duques de Sussex.

Los duques de Sussex en una imagen de archivo. Gtres

Esta taxativa decisión de Harry y Meghan es, para los medios de comunicación británicos, la prueba definitiva de que el matrimonio no piensa volver a Reino Unido al menos en un largo tiempo. Según han desvelado fuentes internas de Buckingham al citado periódico británico, "este es un momento muy difícil y muy duro para este equipo que siempre ha sido tan leal".

Los duques de Sussex continúan con su nueva vida en Canadá. Allí, Meghan Markle y el príncipe Harry han establecido su residencia oficial desde que decidieron abandonar la Corona Británica. Fue a comienzos de este 2020 cuando anunciaron esta decisión histórica al mundo. Mientras Meghan se marchaba a Vancouver con el pequeño Archie, el hijo de Carlos de Inglaterra (71) se quedaba en Londres intentando solucionar los pormenores que había causado este anuncio. Tras llegar a un acuerdo con su abuela, la reina Isabel II (93), Harry puso rumbo a Norteamérica para reencontrarse con su mujer y su hijo.

Una nueva vida en la que ya han dejado verse en distintos actos públicos como la reunión anual de la financiera J.P Morgan en Miami, y en la Universidad de Stanford, en California. Un estado donde la pareja estaría buscando residencia para este verano pues varias amigas de la actriz y su madre, Doria Ragland (63), viven en Los Ángeles.

Ver esta publicación en Instagram

Earlier today @edward_enninful, the Editor in Chief of @britishvogue shared: “#ForcesForChange, guest edited by The Duchess of Sussex @SussexRoyal, was our fastest-selling issue in the history of #BritishVogue ( sold out in 10 days) and the biggest-selling issue of the past decade. I can't wait to see what 2020 has in store...” • To celebrate, we wanted to share this never before seen video behind the scenes with Edward and The Duchess of Sussex on the creation of this special issue. Please note, this was filmed last August in London. Congratulations to all of those who took part in the 2019 September issue, and huge thanks to those who supported and helped make this a success! Video credit: Directed by @kloss_films Copyright @sussexroyal

Una publicación compartida de The Duke and Duchess of Sussex (@sussexroyal) el 13 Feb, 2020 a las 11:30 PST

Aún así, los duques de Sussex son este viernes noticia por otro motivo, un vídeo inédito que han compartido en su perfil de Instagram. El clip fue grabado en agosto del año pasado y se trata del encuentro entre Meghan Markle y el editor jefe de la edición británica de VOGUE, Edward Enninful (47).

En este vídeo se puede ver cómo Edward cuenta que recibió un mensaje de Meghan para que le ayudase a promocionar su colección de ropa solidaria, Smart Works. Gracias a este primer paso, el editor se reunió con ella en Kensington Palace. Un encuentro en el que, por las palabras de los protagonistas, la duquesa de Sussex dejó claro que se encontraba más a gusto en su papel de Meghan que en el de miembro de la realeza.

"Recuerdo caminar dentro de Kensington Palace y estar muy nervioso. Yo dije algo así como 'encantado de conocerla, duquesa', y tú estabas como 'llámame Meghan'", explica Edward Enninful en este vídeo de agosto de 2019 y que ha visto la luz en la mañana de este 14 de febrero. Una situación que podría demostrar que el deseo de los duques de Sussex de dejar a un lado la Corona Británica no fue una decisión repentina de esta pasada Navidad, sino que ya venía de lejos.

[Más información: Meghan Markle logra vender su casa en Los Ángeles (con una rebaja en el precio)]