Meghan Markle, el príncipe Harry y la reina Isabel II de Inglaterra.

Meghan Markle, el príncipe Harry y la reina Isabel II de Inglaterra.

Casas Reales A FALTA DE FIRMAR LA PAZ

Isabel II apaga el primer 'incendio' de Harry y Meghan: vivirán entre Reino Unido y Canadá

Tras una reunión de varias horas en Sandringham House, el palacio de Buckingham ha emitido un comunicado en nombre de la longeva soberana. 

La reina Isabel II de Inglaterra (93 años) a través del palacio de Buckingham ha emitido este lunes por la tarde el comunicado en el que informa sobre el futuro de su nieto, el príncipe Harry (35) y la esposa de éste, Meghan Markle (38), tras manifestar sus deseos de dar "un paso atrás" en sus actividades como miembros senior de la Familia Real británica. Después de una reunión de varias horas en Sandringham House, donde se han dado cita no solo la longeva soberana sino también el príncipe Carlos (71), el príncipe Guillermo (38) y la propia duquesa de Sussex mediante videoconferencia por encontrarse en Canadá, se ha determinado lo siguiente: 

"Hoy mi familia ha tenido conversaciones muy constructivas sobre el futuro de mi nieto y su familia. Mi familia y yo apoyamos por completo el deseo de Harry y Meghan de crear una nueva vida como una familia joven. Aunque hubiéramos preferido que permanecieran trabajando a tiempo completo como miembros de la Familia Real, respetamos y entendemos su deseo de vivir una vida más independiente como familia sin dejar de ser una parte valiosa de mi familia".

Comunicado de la reina Isabel II de Inglaterra sobre el futuro de Harry y Meghan.

Comunicado de la reina Isabel II de Inglaterra sobre el futuro de Harry y Meghan. Gtres

Y continúa, "Harry y Meghan han dejado claro que no quieren depender de fondos públicos en sus nuevas vidas. Por lo tanto, se ha acordado que habrá un período de transición en el que los duques de Sussex pasarán tiempo entre Reino Unido y Canadá. Estos son asuntos familiares complejos de resolver y aún queda trabajo por hacer, pero he pedido que se tomen decisiones en los próximos días". Después del encuentro extraordinario en la residencia de verano de la Reina, se pudo ver a Harry, su hermano Guillermo y al padre de ambos, el príncipe Carlos, abandonar por separado la residencia real, ubicada en el este de Inglaterra.

La última frase del comunicado de la monarca deja claro que aún falta tiempo para firmar la paz definitiva tras el cisma que ha supuesto la decisión más personal de su nieto y su pareja. Fue el pasado miércoles 8 de enero cuando, mediante un inesperado comunicado, los duques de Sussex desvelaron lo siguiente: 

"Tras muchos meses de reflexión y conversaciones internas, hemos elegido hacer una transición este año y comenzar a forjar un nuevo papel progresivo dentro de esta institución. Tenemos la intención de dar un paso atrás como miembros senior de la Familia Real y trabajar para ser económicamente independientes, sin dejar de apoyar plenamente a Su Majestad la Reina. Es, con vuestro apoyo, particularmente en los últimos años, que nos sentimos preparados para hacer este ajuste. Ahora planeamos equilibrar nuestro tiempo entre el Reino Unido y Norteamérica, y así seguir honrando nuestro deber hacia la Reina, la Commonwealth y nuestros apoyos. Este equilibrio geográfico nos permitirá criar a nuestro hijo poniendo valor en la tradición real en la que nació, al tiempo que brinda a nuestra familia el espacio para centrarse en el próximo capítulo, incluido el lanzamiento de nuestra nueva entidad benéfica. Estamos deseosos de compartir los detalles completos de este emocionante próximo paso a su debido tiempo, mientras continuamos colaborando con Su Majestad la Reina, el príncipe de Gales, el duque de Cambridge y todas las partes relevantes. Hasta entonces, acepten nuestro más sincero agradecimiento por su continuo apoyo".

Los príncipes Harry y William defienden su relación tras la polémica JALEOS

[Más información: Guillermo de Inglaterra: "He abrazado a mi hermano toda la vida y ya no puedo hacerlo más"]