La sobrina del rey Felipe es una gran desconocida para el público.

La sobrina del rey Felipe es una gran desconocida para el público. Gtresd

Casas Reales 17 CUMPLEAÑOS

Las siete cosas que no sabías de la misteriosa y tímida Victoria Federica

El carácter que muestra cuando está con gente de confianza nada tiene que ver con el que se percibe fuera de los muros de Zarzuela. Justo cuando la sobrina del rey Felipe VI cumple 17 años, EL ESPAÑOL revela éste y otros detalles, como su dulce favorito, que solía comprar en una pastelería cercana a su domicilio. 

Lara Fernández

Es mucho más tímida, introvertida y reservada que su hermano Felipe Juan Froilán (19 años). Al menos, es lo que se deja entrever en sus apariciones públicas. Pero lo cierto es que la personalidad de Victoria Federica (16) en nada se asemeja a esta imagen que transmite en público, tal y como reconocen sus allegados. Sólo ellos son testigos del verdadero carácter de la benjamina de la infanta Elena (53).

Es sólo uno de los secretos que guarda la joven, una de las más misteriosas y desconocidas del clan Borbón. Coincidiendo con su cumpleaños -este sábado sopla 17 velas-, EL ESPAÑOL revela algunos de los detalles más curiosos de Victoria Federica, que la próxima semana comenzará un nuevo curso escolar en el colegio St. George's de La Moraleja, en el que seguirá perfeccionando su casi dominado inglés.

1. Más divertida y cómica de lo que parece

Aunque el que siempre ha destacado por su carisma y simpatía ha sido su hermano Froilán, lo cierto es que sólo en su entorno, con la gente de su confianza, Victoria saca a relucir un carácter que sorprende por lo inesperado. En ocasiones puede llegar a ser mucho más graciosa y marchosa que su hermano, aunque a simple vista la imagen que ofrezca sea la de una persona contenida, educada, prudente y muy tímida.

Victoria Federica y su hermano Felipe están muy unidos.

Victoria Federica y su hermano Felipe están muy unidos. Gtres

2. Antojo de palmeras de chocolate

Victoria Federica reside con su madre en un espacioso piso del distrito madrileño de Retiro. Los vecinos del barrio están acostumbrados a cruzarse con ella en los diferentes establecimientos de la zona. Así, según ha podido saber este medio, uno de los caprichos más dulces de la joven son las palmeras de chocolate, que solía adquirir en una antigua pastelería ubicada a unas manzanas de su casa, concretamente en la madrileña calle Maiquez. En ocasiones, la sobrina del rey Felipe VI (49) acudía en compañía de su madre, quien aprovechaba la oportunidad para adquirir diversos pasteles.

3. Entre caballos, toros y perros

Aficionada a la hípica, Victoria Federica ha llegado a competir y a clasificarse en algún que otro concurso de saltos. Para ello recurre a Nibelunga, un caballo que, pocos lo saben, era el que solía montar su madre. De hecho, a lomos de este equino sufrió un serio percance la infanta Elena hace ahora un año.

[Más información: La infanta Elena recibe el alta médica tras ser operada de la muñeca]

Pero no sólo los caballos forman parte de las aficiones de la joven. Los toros, pasión que comparte con su madre su hermano y su abuelo paterno, el rey Juan Carlos (79), son otro de sus hobbies. Así, esta parte de la familia Borbón suele acudir con frecuencia a las plazas de distintas ciudades españolas.

[Más información: La infanta Elena y sus hijos se despiden de las corridas de toros en Mallorca]

Victoria Federica es amiga del torero Gonzalo Caballero, al que va a ver a la plaza siempre que puede.

Victoria Federica es amiga del torero Gonzalo Caballero, al que va a ver a la plaza siempre que puede.

Además de la hípica y la Fiesta Nacional, Victoria Federica es una amante de los perros. De hecho, cuida con ahínco a su pequeño Fox Terrier marrón que le regalaron cuando era pequeña.

4. Fan de Juan Magán y del hijo de Bárcenas

Como cualquier persona de su edad, la nieta de los reyes eméritos disfruta con la música actual de cantantes como Juan Magán (38) o Taburete, el grupo liderado por el hijo de Luis Bárcenas (59), Willy (27). Siempre que puede acude a los conciertos de estos artistas y suele hacerlo en compañía de su hermano Froilán y su grupo de amigos.

5. Su enigmática manía

Victoria Federica, con su inseparable calcetín.

Victoria Federica, con su inseparable calcetín. Gtres

Cuando era pequeña, la hija de la infanta Elena llevaba un calcetín a todas partes. Lo hizo también en la boda de sus tíos, los entonces príncipes de Asturias. La razón de esa obsesión respondía más a una correcta gestión de la ansiedad, que calmaba con su inseparable prenda, pues siendo muy niña solía quitarse los calcetines y llevárselos a la boca. Así, para evitarlo, sus padres le permitieron llevar consigo un tercero, en lugar del tradicional osito de peluche propios de los niños de esa edad. En cualquier caso, Victoria Federica no se desprendió de su manía hasta cumplidos los siete años. 

6. Virtuosa del piano

Tan sólo unos cuantos privilegiados han podido ser testigos de uno de los dones de la sobrina de Letizia (44): el piano. Victoria Federica toca desde que era pequeña y, según sus allegados, lo hace con maestría. Es en los eventos de índole privado cuando, en ocasiones, se arranca con alguna pieza para deleite de los asistentes. Su gusto por la música y el arte es, desde luego, un importante nexo de unión con su abuela paterna, la reina Sofía (78), quien no en vano contaba entre sus amigos más íntimos a un renombrado violonchelista, Mstislav Rostropóvich.

7. Sus marcas de ropa predilectas

El estilo de Victoria Federica a la hora de vestir viene marcado por la comodidad. Sus marcas favoritas cumplen a rajatabla con los requisitos de la sobrina del actual monarca: casual, deportiva e informal. Así, entre las firmas a la que más recurre se encuentran El Niño, GAP y Kipling. Éstas, sumadas a las chaquetas y cazadoras oversizes y a los vaqueros y las deportivas marcan un estilo muy parecido al de su progenitora -trenza incluida- y que difiere del de su tía, la reina Letizia, en cuyo armario predominan los stilettos y los vestidos ajustados.

[Más información: Victoria Federica, el ojito derecho de la infanta Elena]