Los españoles disfrutamos de la gastronomía y de la cada vez mayor oferta de restaurantes, pero también nos gusta cocinar en casa, una tendencia a la que han ayudado factores como el auge de los programas televisivos, la importancia de la dieta mediterránea y una dieta saludable, así como la fama internacional de la cocina española.

Algo que nos ha ocurrido a todos, pero que no deja de ser desesperante, es pasarnos toda la mañana o la tarde entera cocinando para que al final obtengamos una comida salada. Por ello, en este artículo queremos mostrarte cómo arreglar comida salada sin necesidad de tener que tirarla.

Qué hacer si la comida está muy salada

Jamás tendrás que deshacerte de los alimentos salados que han estropeado tus recetas, pues unos sencillos y útiles trucos serán tu solución a una comida salada. Sabemos que esta información te interesa, así que toma y no te pierdas ni un solo detalle. ¡Comenzamos!

1. Añade patata cruda

No todo el mundo sabe que el almidón presente en la patata absorbe la sal. Si tu guiso, verduras o salsa ha quedado salada, pela esta hortaliza, córtala en rodajas gruesas y añádela cruda para arreglar comida salada. Cuécelas durante unos 10 minutos y después retira con una cuchara las patatas del guiso.

2. Agrega una pizca de azúcar

Otra solución a una comida salada es añadir un poco de azúcar, pero no pongas demasiada o tu plato quedará dulce en exceso. Mejor agregarla poco a poco e ir probando para no pasarte con el dulzor.

3. Un trozo de pan

Añadir un trocito de pan cortado por la mitad es otra solución para arreglar comida salada. El pan, del mismo modo que lo hace la patata, absorberá la sal si lo dejas cocer durante unos minutos. El inconveniente de este truco es que el pan será algo complicado de retirar después del guiso, ya que se deshará y se mezclará con el caldo.

4. Maizena

Si la combinación de alimentos salados ha echado a perder tu comida y tienes maizena en casa, puedes diluir una cucharadita en un poco de agua y añadirlo a tu guiso. No te pases con la cantidad o el caldo te quedará demasiado espeso.

5. Dobla las cantidades

Una solución rápida y sencilla es añadir más cantidad de agua para reducir el porcentaje de sal de tu comida. Este método no alterará el sabor de tu guiso si lo dejas cocer hasta que el agua se evapore, pero es conveniente hacerlo al principio para no cocer en exceso los alimentos.

6. Reemplaza el líquido salado

En caso de preparar una sopa o comida líquida, la opción mas sencilla para arreglar comida salada es agregar más líquido. Pero antes, toma un poco de líquido salado y sácalo de la preparación, después añade más agua, un poco de leche o caldo sin sal, dependiendo de lo que estés preparando.

7. Añade un alimento ácido o dulce

El empleo de varios alimentos salados en la misma receta puede dar lugar a un exceso de sal. Otra solución a una comida salada son los sabores ácidos y dulces.

  • Los ingredientes ácidos funcionan con casi cualquier plato. Puedes probar algún jugo cítrico como el de limón, vinagre o tomate.

  • Aparte del azúcar que comentamos antes, también puedes añadir leche condensada o miel si la receta lo permite. Funciona mejor combinando el dulce con el ácido, así que agrega una cucharadita de azúcar, miel o leche condensada junto con un chorrito de vinagre de manzana, repitiendo el proceso hasta que tu preparación esté perfecta.

8. Enjuaga los alimentos

Por último, puedes enjuagar las verduras o alimentos hervidos ligeramente y colocarlos en agua sin sal. Este es un truco para arreglar comida salada que mejorará su sabor y textura, pudiendo usarse sobre todo con las verduras cocidas, al vapor o asadas.

Consejos para evitar que te pases con la sal

  • Utiliza sal kosher. Los granos de la sal kosher son más fáciles de controlar por su tamaño que la sal fina, y necesitarías una gran cantidad para que la comida se salara mucho.

  • Cuando espolvorees la sal sobre tu plato, coloca la mano unos 25 cm de alto con respecto a la preparación, así la sal se esparcirá de forma más uniforme.

  • Echa un poco de sal cada vez que agregues un ingrediente nuevo a tu comida, sobre todo si son alimentos salados, y prueba la preparación cada vez que lo hagas para comprobar el punto de sazón. Será mucho más fácil rectificar y arreglar comida salada a la mitad del proceso que justo antes de servirla.

  • Ten en cuenta que la comida tendrá un sabor mucho más fuerte después de que el líquido hierva. Por eso es recomendable añadir poca sal al principio y después agregar más según la necesite hasta que esté en su punto.

  • Si tu guiso es cremoso, bastará con agregar una cucharada de leche como solución a una comida salada.

  • En caso de que sea pasta lo que te quedó salado, colócala de inmediato bajo el agua helada.

  • Para corregir una vinagreta o aderezos muy salados, la mejor solución es añadir orégano.

  • Si después de aplicar alguno de estos remedios resulta que fue tanta la cantidad de sal la que echaste que no logras arreglar comida salada, lo mejor que puedes hacer es servir el plato muy caliente, pues la temperatura disimula el exceso de sal.

Como has podido comprobar, existe más de una solución a una comida salada, solo tienes que poner en práctica estos sencillos consejos y los alimentos salados no serán un problema en tu cocina nunca más. Además, también evitarás generar un desperdicio de alimentos en vano, pues ahora sabes cómo convertir una comida salada en un plato delicioso de forma rápida y sencilla.

También te puede interesar...