Suele ser habitual que, al limpiar las piezas de nuestra vajilla de cristal, como vasos o copas, queden unas manchas blancas cuando se secan. Esto hace que el vidrio no se vea limpio y brillante al 100%. Por eso, queremos mostrarte en este artículo cómo eliminar la cal de los vasos y que vuelvan a lucir impecables.

Y es que las manchas de agua dura, o restos de cal, se acumulan por lo general en algunos minerales presentes en el agua. Suelen aparecer en la cristalería por la dureza del agua o por un excesivo uso de detergente. ¡Descubre cómo solucionarlo!

Cómo eliminar la cal de las copas y vasos

A priori, eliminar la cal de los vasos puede parecer una tarea ardua, pero te sorprenderá lo fácil que puede llegar a ser. Solo debes prestar atención a los siguientes consejos, pues te explicamos cómo limpiar las copas de forma sencilla, rápida y efectiva:

  1. Antes de comenzar a eliminar la cal de los vasos, debes saber por qué han aparecido las manchas. Por regla general, son el resultado de la calcinación de sustancias alcalinas y minerales presentes en el agua. La ausencia de abrillantador o de sal en el lavavajillas, abusar del detergente durante el lavado, o la dureza del agua por su alta concentración de cal, suelen generar la aparición de estas manchas blancas antiestéticas en el cristal.

  2. Para eliminar la cal de las copas y vasos existen remedios caseros muy económicos que facilitarán esta tarea. Estos productos son tan efectivos que desintegrarán los restos de cal de tu vajilla y evitarán que aparezcan estas manchas. Uno de los remedios más útiles es el bicarbonato con limón para limpiar el lavavajillas y evitar que la cal se acumule con cada lavado.

  3. Es tan sencillo como vaciar el electrodoméstico por completo y programar un lavado corto con bicarbonato y un limón cortado por la mitad. Cuando acabe el programa rápido, comprueba que el bicarbonato haya desaparecido y que los filtros del lavavajillas estén limpios por completo. Después, coloca los vasos con manchas de cal en la máquina, agrega un poco más de bicarbonato de sodio y vuelve a programar un lavado rápido. ¿Verdad que relucen como nuevos?

  4. Si el problema viene de antes y no consigues eliminar la cal de las copas y vasos después de haberlos lavado en el lavavajillas, lo ideal es que utilices este otro remedio. En esta ocasión, usaremos limón y vinagre para limpiar las copas y que queden brillantes y transparentes por completo. El vinagre tiene grandes propiedades limpiadoras que contribuirán a eliminar las manchas blancas y dejar la vajilla como nueva.

  5. Para eliminar la cal de las copas, llena un recipiente amplio o el fregadero de la cocina con agua bien caliente. Añade a continuación un buen chorro de vinagre blanco y pon dentro las piezas de cristal, dejándolas en remojo durante 15 minutos más o menos. Después de este tiempo, comprobarás que los restos de cal han desaparecido, pero quedará un fuerte olor y sabor a vinagre en tu vajilla. Para deshacerte de los restos de este producto, vuelve a limpiar las copas y vasos con agua caliente y limón esta vez. ¡Y listo, tu vajilla quedará impecable!

Otro truco que puedes utilizar es preparar una mezcla con agua caliente y vinagre blanco a partes iguales y sumergir las piezas con restos de cal. A continuación, vuelve a lavar las copas utilizando un jabón suave. Después de terminar con el proceso de limpieza, seca cada pieza con un paño suave para cerciorarte de que has conseguido eliminar la cal de los vasos y copas.

Cómo evitar que se acumule la cal en la cristalería

Si acostumbras a lavar la cristalería en el lavavajillas de forma habitual, tendrás que hacer una limpieza periódica de la misma a mano utilizando vinagre, como te hemos explicado en el apartado anterior. Además, debes extremar las precauciones al colocar tanto los vasos como los platos en la máquina.

Estos son los consejos que deberías seguir para evitar la acumulación de cal en tu vajilla de cristal. ¡Toma nota!

  • Vigila que los depósitos del aparato estén siempre llenos con la cantidad suficiente de abrillantador, sal y detergente.

  • Controla que los filtros del lavaplatos estén en buen estado, y cámbialos cuando sea necesario.

  • Emplea limpiadores de cal específicos de vez en cuando para limpiar los filtros y asegurarte de que el electrodoméstico funciona de forma correcta.

  • Coloca medio limón en cada lavado para reducir los restos de cal y evitar que se acumulen malos olores.

  • Haz un lavado a base de bicarbonato con el lavavajillas vacío, como mínimo, una vez al mes. Así no se acumulará la cal ni se manchará tu cristalería.

  • Utiliza de forma adecuada los espacios recomendados por el fabricante del lavavajillas para colocar copas y vasos.

  • No coloques las piezas de la cristalería demasiado juntas ni en contacto directo unas con otras, evitando así arañazos, roturas y desgastes prematuros.

  • Asegúrate de que vasos y copas estén bien colocados y de forma estable antes de iniciar el lavado. Si se mueven durante el proceso, pueden arañarse o romperse.

  • Por último, utiliza productos delicados para el lavavajillas, de lo contrario la cristalería sufrirá. Y ten en cuenta la dureza del agua en tu zona, pues daña bastante el cristal.

Ahora ya sabes cómo quitar la cal de los vasos y copas, así como el secreto para prevenir su aparición. Nunca más supondrá un problema limpiar las copas si sigues estos consejos, así que esperamos haberte servido de ayuda.

También te puede interesar...