En España, el microondas actualmente está presente en el 94% de los hogares españoles, lo que lo convierte en uno de los electrodomésticos más utilizados gracias a su rapidez para calentar alimentos en cuestión de minutos. También puedes descongelarlos rápidamente, pero, ¿sabes cómo limpiar el microondas?

Como cualquier electrodoméstico, el microondas acumula restos de comida, y por ende, bacterias y gérmenes que generan malos olores. Esto puede ocasionar que otros alimentos adquieran olores y sabores extraños. Descubre cómo limpiar microondas por dentro con limón, quedará impecable.

Trucos para limpiar el microondas

1. Limpiar microondas con limón

Gracias a las propiedades antibacterianas y desinfectantes del limón, es una alternativa excelente para acabar con los gérmenes y malos olores acumulados en el microondas. Además, también contribuye a despegar la grasa, higienizando este aparato y dejándolo limpio y aromatizado.

Por lo tanto, es un remedio muy efectivo y económico para obtener un óptimo resultado al limpiar el microondas. Para ello, solo necesitas un vaso de agua y un limón. La manera correcta de hacerlo es colocar el limón cortado a rodajas o exprimido en un recipiente de vidrio junto con el agua. Te mostramos los detalles a continuación:

  1. Cuando tengas el recipiente preparado con el agua y el limón, introdúcelo en el microondas y ponlo en funcionamiento a máxima potencia entre 3 y 5 minutos. Debes dejar que el agua hierva unos segundos, lo notarás porque se verán las burbujas en el agua con limón y el cristal del microondas se empañará.

  2. Pasado este tiempo, apaga el aparato y retira el recipiente ayudándote con un paño de cocina o un guante para evitar quemarte.

  3. A continuación, pasa una esponja o una bayeta para retirar los restos de grasa que se habrán despegado de las paredes del microondas. No te olvides del plato, el cual puedes sacar y limpiar en el fregadero si te resulta más cómodo.

  4. Por último, pasa un paño seco y limpio para quitar el exceso de humedad. Así de fácil y cómodo es limpiar microondas con limón. No obstante, hay otros métodos muy efectivos para hacerlo, como los que te ofrecemos a lo largo de este artículo.

2. Otra forma de limpiar microondas con limón

Existen otras formas de limpiar el microondas con limón. De hecho, la alternativa que te mostramos en este caso también es muy eficaz, pero mucho menos engorrosa. Para ello, solo necesitas una esponja, aceite esencial o zumo de limón, agua y una botella con pulverizador. Cuando lo tengas todo, sigue los siguientes pasos:

  1. En primer lugar, vierte en la botella con pulverizador agua hasta llenarla casi por completo. Añade el zumo de un limón o 5 gotas de aceite esencial de limón, según tus preferencias.

  2. Después, moja bien la esponja con esta mezcla y ponla dentro del electrodoméstico para limpiar el microondas.

  3. Antes de ponerlo en funcionamiento, pulveriza esta mezcla con la botella por las paredes y el plato del aparato. Ahora sí, ciérralo y ponlo en marcha a potencia media durante 5 minutos.

  4. Cuando termine, deja que repose 5 minutos más antes de abrirlo. Después, con la esponja caliente del interior, frota por todo el microondas para eliminar los restos de grasa y alimentos pegados.

  5. Para concluir de limpiar el microondas con limón, seca el interior con un paño para dar brillo. Si quieres, puedes extraer el plato y limpiarlo en el fregadero o en el lavavajillas.

3. Limón o vinagre blanco y bicarbonato de sodio

Este es otro de los trucos para limpiar el microondas muy eficiente y similar a los anteriores, pero incluiremos ingredientes con grandes propiedades limpiadoras y desinfectantes como el vinagre y el bicarbonato. Necesitarás medio litro de agua, medio limón o una cucharada de vinagre y otra de bicarbonato.

  1. Para limpiar el microondas con este remedio, mezcla en un recipiente el agua con el limón o el vinagre y remueve.

  2. Luego, introduce el recipiente apto para microondas dentro del aparato y enciende durante 5 u 8 minutos o hasta que se evapore la mitad del líquido más o menos.

  3. Después, apaga el electrodoméstico y deja reposar el recipiente dentro otros 10 minutos para que los vapores generados desincrusten los restos de grasa y comida acumulados. De este modo, el vapor llegará a todos los rincones y podrás limpiar el microondas mucho mejor.

  4. Abre y saca el recipiente con cuidado, pues estará quemando. Entonces, espolvorea una cucharada de bicarbonato sobre una esponja suave y frota para quitar la suciedad.

  5. Para finalizar, haz lo mismo que en los casos anteriores: seca toda la superficie con un paño limpio para dejarlo impecable y aportar brillo al aparato. Con el plato puedes hacer lo que hemos dicho en los apartados anteriores.

Consejos para limpiar el microondas

Para evitar la acumulación de grasa y restos de comida, puedes utilizar cualquiera de los trucos para limpiar el microondas que te hemos mostrado. Hazlo, como mínimo, dos veces al mes para desinfectar y prevenir la proliferación de bacterias. Y es que, aunque uses tapaderas especiales que son útiles para prevenir salpicaduras, se acaba ensuciando de todos modos.

También es buena idea limpiar el microondas después de cada uso. Así, aprovecharás que todavía está caliente y solo tendrás que pasar una bayeta o paño limpio y seco para evitar la acumulación de restos de comida.

Otro consejo para mantener en perfectas condiciones el microondas, es sacar el plato con frecuencia y lavarlo como te hemos explicado. Y por supuesto, utiliza siempre tapaderas y accesorios aptos para microondas siempre que lo utilices, así evitarás salpicaduras y el derrame de líquidos.

El último consejo, aunque parezca obvio, es muy importante. Si algún alimento se derrama o salpica más de la cuenta, no dejes que se seque y límpialo de inmediato.

También te puede interesar...