No todas tenemos el pelo que nos gustaría tener. Si lo tienes rizado, lo quieres liso, y si lo tienes liso, ¿cómo lo quieres? Nos pasamos horas y horas frente al espejo intentando darle esa forma que le hemos visto a una celebrity en Instagram, unos tirabuzones, volumen al máximo… Pero, seamos sinceros, cuando una tiene el pelo fino y escaso es muy difícil de dominar, siempre tiende a caer, desprendiéndose toda la gracia.

Pero, estamos en pleno siglo XXI, ¡que no cunda el pánico! Porque hay soluciones para todo. A continuación, te mostramos cómo dar volumen al pelo fino y escaso.

Todo empieza en la peluquería

Hay cortes que por regla general no van bien con las mujeres que tienen el pelo fino. Estamos hablando sobre todo de cortes desfilados y cortes sin capas. Si tienes el pelo fino y además escaso, tu corte ideal sería uno con capas o escalado. Con este corte, tendrás volumen incluso sin hacerte ondas, ni secarte el pelo con el secador con la cabeza hacia abajo.

Por otra parte, para dar volumen al pelo lo mejor es optar por una media melena, nada de cabello hasta el suelo porque no se vería del todo bien. Si cae el pelo sobre el hombro es una buena opción.

Cómo dar volumen al pelo en la ducha

Lo siguiente que debes tener en cuenta es que a la hora de ducharte y lavarte el pelo es que no puedes usar un champú cualquiera, tienes que usar un champú de volumen, porque este será el que le de más grosor a tu cabello. Y lo mismo pasa con el acondicionador, si usamos uno que no sea adecuado podemos conseguir el efecto contrario, que el pelo quede lacio y caiga demasiado.

Nosotros te recomendamos que utilices un champú con colágeno para aumentar el diámetro de tu cabello y aportarle vitalidad, volumen y fuerza.

Utiliza el secador para dar volumen al pelo

Una técnica que no falla es usar tu secador y secarte el pelo con la cabeza hacia abajo. Ya te habíamos adelantado este truco más arriba, pero conviene que lo repitamos porque es algo muy sencillo, que no te llevará apenas tiempo y que a menudo se olvida.

Para que el efecto dure mucho más tiempo, lo que debes hacer es aguantar la postura hasta que el pelo esté totalmente seco, si está húmedo, de nuevo volverá a caerse y esto no es lo que necesitamos. Para terminar, puedes ponerte un poco de laca fina.

Aplica voluminizadores u otros productos similares

El mercado está plagado de productos que ayudan a aportar volumen al cabello sin dificultad. Uno de estos productos son los voluminizadores, que son capaces de engrosar el pelo sin que este se apelmace, y dejándolo ligero y con mucho brillo.

También puedes usar algún tipo de tratamiento anti-caída, puesto que estos no solo tienen la finalidad de hacer que tu cabello no se desprenda de la raíz, algunos incluso pueden llegar a dar la sensación de tener una melena más poblada. Además, así nos sirve también de manera preventiva. ¡Dos en uno!

Descubre la magia del champú seco

Que no te despiste su nombre, el champú seco se utiliza para aquellos días en los que la grasa empieza a asomar por tus raíces y por prisas o por lo que sea, no puedes lavarte el pelo. Este producto actúa sobre la raíz como si fueran polvos talcos. Pero, es que no queda ahí la cosa, este tipo de champú en seco, también da volumen al cabello, y mucho.

La aplicación es muy sencilla. Tan solo debes aplicar el producto en las raíces, si puede ser por debajo de ellas, mucho mejor. Después debes sacudir tu pelo como si te lo lavaras muy muy rápido para eliminar el exceso y si terminas el proceso boca abajo frotando con una toalla, el resultado será mucho más vistoso.

Escoge el peinado perfecto

Lo peor que puedes hacer cuando tienes el pelo fino y escaso es dejarlo lacio. Debes conseguir el volumen extra de alguna manera en tu día a día. Una de las mejores soluciones es peinarlo de la manera adecuada, nada de pasarte la plancha para alisarlo, al contrarío, si puedes conseguir ondas mejor, pero hay otros trucos, veamos:

  • Carda tu cabello por la parte superior: Con ayuda de un peine (mejor que sea de cardar) carda mechón por mechón de unos dos o tres centímetros solo en la parte superior. Aplica laca y lista para comerte el mundo.

  • Queda prohibida la raya al medio: La raya al medio hace que tu pelo caiga por los lados y si tienes el cabello muy fino el efecto es de escasez. Hazte la raya a un lado o directamente escoge un peinado que no la necesite para que no se vea el cuero cabelludo.

  • Métete en la cama peinada: Existen muchas formas para conseguir volumen mientras duermes. Una de ella es la clásica trenza que hacemos para que se marquen las ondas. Prueba a hacerte una a cada lado de la cabeza, empezando lo más arriba posible. También funciona hacerse cuatro moñetes en la parte superior. Cuando despiertes tu pelo lucirá el volumen que estabas buscando.

Si leyendo hasta aquí, aún tienes tu pelo lacio y sin volumen, ha llegado el momento de que te plantees algún tratamiento más específico con queratina o productos hidratantes.

También te puede interesar...