Si tienes el pelo decolorado y quieres lucirlo bonito y saludable, has llegado al sitio indicado. Y es que, detrás de una bonita melena rubio platino o blanca, hay un gran trabajo de mantenimiento. Por ello, al igual que ya te contamos cómo cuidar el pelo rizado, ahora te mostramos unos trucos para cuidar el pelo decolorado y poder lucir un cabello impecable.

Noticias relacionadas

Te mostraremos cómo hidratar el cabello tras una decoloración, cómo lavarlo, secarlo, etc. Toma nota de los siguientes consejos para cuidar el cabello decolorado tanto si has decidido aclararlo como si tienes el pelo decolorado dañado. ¡Tendrás que cambiar tus rutinas de cuidado capilar por este color tan de moda!

Trucos para cuidar el pelo decolorado

1. No lo laves a diario

Uno de los principales consejos para cuidar el pelo decolorado reside en la frecuencia de lavado, pues no debes hacerlo a diario. La razón es porque el cuero cabelludo genera aceites naturales que contribuyen a proteger el cabello de los agentes externos. Por lo tanto, si lo lavas a diario estarás retirando gran parte de estos aceites y tu melena quedará indefensa.

Es cierto que la decoloración torna el pelo más frágil, de manera que la presencia de estos aceites naturales es imprescindible. Así pues, si tienes la necesidad de lavar el cabello a diario, es mejor que no lo decolores, ya que necesita muchos cuidados.

2. Usa un champú matizador o azul

Para evitar el pelo decolorado dañado te aconsejamos que utilices un champú matizador o azul. Este producto será fundamental para eliminar los tonos amarillentos y anaranjados generados por el contacto con el calor de planchas y secadores, la oxidación del tinte o la propia contaminación.

Puedes utilizarlo un par de veces por semana alternándolo con tu champú habitual, pero sigue las recomendaciones indicadas en el envase y no lo dejes actuar más tiempo del aconsejado por el fabricante.

3. Utiliza champús sin sulfatos

Además del champú azul o violeta, te recomendamos utilizar champús específicos para cabellos decolorados o teñidos. Suelen ser champús sin sulfatos, un producto fundamental para cuidar estos cabellos y mantenerlos hidratados.

Y es que los sulfatos resecan el cabello, de ahí la importancia de apostar por productos que no contengan este ingrediente. Estos champús contribuyen a proteger el pelo, pues prescinden de ingredientes dañinos presentes en los tradicionales.

4. Mascarillas para el cabello decolorado

Un gran problema de la decoloración es que reseca mucho el pelo, por lo que debes aportarle un extra de hidratación. Pero ¿cómo hidratar el cabello después de una decoloración? Para ello, tendrás que utilizar mascarillas intensivas ricas en vitamina B5 y proteínas un par de veces por semana.

Para aplicarlas de forma correcta sobre el pelo decolorado dañado, sigue los siguientes pasos:

Distribuye la mascarilla por todo el pelo mechón por mechón.

Deja que actúe entre 15 y 30 minutos.

Ponte un gorro de ducha mientras tanto o hazte un moño.

Retira la mascarilla con abundante agua.

También puedes utilizar otros productos para cuidar el pelo decolorado, como mascarillas o acondicionadores, tras cada lavado.

5. Mascarilla casera

Además de las mascarillas comerciales, puedes preparar también tus propias mascarillas caseras, aplicarlas cada 15 días, y dejarlas reposar durante toda la noche.

Los aceites esenciales, el huevo y la mayonesa son muy beneficiosos para el pelo decolorado dañado, así como las mascarillas hechas a base de aloe vera, aceite de argán o té verde. Además, el aceite de oliva tiene propiedades hidratantes y protectoras, y el aceite de coco también va genial para cuidar el pelo decolorado gracias a su poder humectante.

6. Cómo secar el pelo decolorado

Otro de los mejores trucos para cuidar el pelo decolorado es secarlo utilizando una toalla y presionar ligeramente. Después, lo ideal es dejarlo secar solo, pues debes evitar el uso del secador y otras fuentes de calor o acabarás con el pelo decolorado dañado, quebradizo o con las puntas abiertas. Si quieres más volumen, hazte un turbante con la toalla y mantenla entre 15 y 20 minutos para que absorba por completo la humedad del cabello.

7. Cómo cepillar el cabello decolorado

Para evitar las roturas en un cabello decolorado frágil tendrás que desenredarlo con cuidado. Los primeros días es mejor que uses tus dedos como cepillo, y cuando vaya transcurriendo el tiempo, el pelo irá tomando fuerza y podrás volver a utilizar un peine.

También es preferible que lo desenredes mientras está húmedo o se quebrará, y mejor que lo hagas con peines o cepillos con las púas grandes y separadas.

8. No apliques calor

Ya hemos mencionado que para cuidar el pelo decolorado debes evitar aplicar calor, pues podría estropear este tipo de cabello hasta el punto de que sea imposible de reparar. Pero eso no quiere decir que jamás podrás volver a utilizar plancha o secador, solo se recomienda no hacerlo, al menos, durante los 15 días posteriores al decolorado. Pasado este tiempo, puedes volver a usarlas siempre que uses un protector para el calor.

9. Corta las puntas con frecuencia

Corta con más frecuencia tu melena para mantenerla bonita y evitar el pelo decolorado dañado. La decoloración vuelve tu pelo más débil, pero realizando un corte de puntas cada dos o tres meses, recuperarás su vida y el brillo natural de tu cabello.

10. Evita la exposición al sol

Otro de los trucos para cuidar el pelo decolorado es evitar los climas extremos, así que no lo expongas al sol directamente y evita el cloro y el agua salada durante el verano. Puedes utilizar un sombrero, una gorra o un pañuelo, y recuerda que hay productos para hidratar el pelo decolorado.

11. Evita dormir con el cabello húmedo

Irse a dormir con el pelo mojado no está recomendado, sobre todo, si lo tienes decolorado. Y es que cuando el cabello está húmedo es bastante más elástico y tiende a romperse fácilmente, por lo que decolorado será doblemente frágil.

También te puede interesar...