Según ha mostrado el primer Estudio sobre las Percepciones de los Olores en España, realizado por Rexona, el 73 % de los españoles cree que el sudor es el olor más desagradable, por delante de otros olores como a cañería atascada (52,5%), a comida en mal estado (43,5%) y al humo de los vehículos (30,6%).

Todos solemos hacer uso del desodorante, un producto que utilizamos a lo largo de todo el año. Sin embargo, puede que sufras de sudoración excesiva y el producto que hasta ahora te estaba funcionando te abandone, sobre todo cuando te sometes a altas temperaturas.

No obstante, existen muchas maneras de aplicar tu desodorante habitual para garantizar una óptima protección, por eso te mostramos cómo hacer que el desodorante de hombre o de mujer dure más. Ten en cuenta los siguientes pasos y descubre la mejor forma de utilizar este producto de higiene personal. ¡Comenzamos!

Cómo hacer que el desodorante dure más

  1. El principal truco para que el desodorante dure más es utilizarlo en el momento correcto. Un desodorante no antitranspirante debe aplicarse justo después de la ducha caliente, pues en ese momento los poros están abiertos y absorberán mejor el producto.

  2. Otra cuestión a tener en cuenta a la hora de utilizar un desodorante de mujer o de hombre es que, una vez salgas de la ducha y te lo eches, no debes vestirte de forma inmediata. Espera unos 10 minutos hasta que tu piel lo absorba y se seque el producto por completo antes de ponerte la ropa. Además, así evitarás que el desodorante se quede en tus prendas y las manche.

  3. Un truco casero para que el desodorante dure más es aplicar limón en las axilas al salir de la ducha antes de utilizar el desodorante. El limón tiene efectos astringente, por lo que limpia el área de malos olores y bacterias además de prepararla para recibir los beneficios protectores de tu desodorante. También actúa como una especie de escudo contra los malos olores, eliminando gérmenes que tu desodorante no puede.

  4. A la hora de elegir, los desodorantes en formato roll-on o en barra son más efectivos que los aerosoles. Aunque un desodorante de hombre o mujer en spray no mancha la ropa y no debemos esperar a que se seque para vestirnos, no penetra tan bien en los poros de tu piel y, por lo tanto, no podrá garantizar una óptima protección.

  5. Mejor comprar los desodorantes sin aromas pues, aunque el perfume de algunos de ellos pueda ser muy agradable, podría mezclarse con tu sudor y generar un terrible mal olor corporal, además de manchar tu ropa.

  6. Para que el desodorante de mujer o de hombre dure más, también es muy útil llevar las axilas depiladas. En el caso del hombre, podemos rebajar un poco el largo del vello, pues cuando el pelo se mezcla con el sudor y el desodorante, se producirá un mal olor corporal bastante molesto.

  7. Para las personas que sufran de sudoración excesiva, los desodorantes que más duran son los antibacterianos ya que, al mismo tiempo que te protegen, están eliminando posibles bacterias causantes del mal olor. Elígelo sin aroma para asegurarte de no pasar un mal rato.

  8. Las bacterias que producen el mal olor también pueden llegar a adherirse a tu desodorante, así que lo ideal es que compres uno nuevo. Y nunca jamás apliques desodorante sin haberte lavado antes.

  9. Por último, si has utilizado muchos tipos de desodorante distintos y ninguno te funciona, prueba a desintoxicar tus axilas con limón y bicarbonato de sodio. Aplica antes de entrar a la ducha realizando masajes con el limón lleno de bicarbonato en la zona. Deja actuar 10 minutos y dúchate antes de aplicar un desodorante de hombre o mujer nuevo. Repite este proceso a diario durante dos semanas, ¡notarás la diferencia!

Estos son los errores que cometes al usar desodorante

Aunque nos duchemos todos los días, es habitual que utilicemos desodorantes y antitranspirantes para que nuestro olor corporal, sobre todo si padecemos una sudoración excesiva, no resulte tan evidente. Sin embargo, un uso indebido de estos productos puede tener consecuencias muy desagradables.

Para evitarlo, debemos conocer los fallos que cometemos para dejar de hacerlo mal, así que presta atención a las siguientes recomendaciones:

  • Ten en consideración que los antitranspirantes funcionan mejor cuando se usan con la piel seca. Además, el producto será también menos efectivo si permanece sobre la piel la capa del día anterior. Por lo tanto, lava la zona antes de volver a utilizarlo.

  • No utilices antitranspirantes ni desodorantes después de depilarte, pueden contener alcohol y generarán molestias e irritaciones.

  • El momento ideal para utilizar el desodorante de hombre o mujer no es la mañana, sino la noche anterior, antes de irte a la cama. En este momento serán más efectivos porque las glándulas sudoríparas están menos activas.

  • Los antitranspirantes suelen tener una alta concentración de sales de aluminio y parabenos así que, a pesar de que son más efectivos, también irritan más la piel.

  • Por último, dependiendo de tu cuerpo y del tipo de desodorante que utilices, puede ser que no tengas que usarlo todos los días. Asimismo, en caso de duda elimina la capa anterior y vuelve a aplicarlo.

  • Mucho cuidado a la hora de emplear sprays con altos contenidos en alcohol, podrían ocasionar dermatitis. Para las pieles sensibles existen antitranspirantes sin perfume. Pero cuidado con el uso de los antitranspirantes, ya te avisamos de sus consecuencias sobre la piel.

  • Es cierto que, por regla general, un desodorante de hombre o mujer contiene muchos productos químicos. Entonces, una buena alternativa natural sería la piedra de alumbre, pero solo para aquellas personas que no sufran de una sudoración excesiva o que su olor corporal no sea demasiado evidente.

Ahora que ya tienes todas las claves para utilizar de manera correcta tu desodorante, no te preocupará tanto que tu olor corporal aparezca, aportando una mayor seguridad en tu día a día.

También te puede interesar...