España es un país donde nos encanta la cosmética: gastamos especialmente en cremas (para la cara), maquillaje facial y pintalabios. Por eso, hoy te traemos algunos trucos caseros para reparar tu maquillaje seco o estropeado que te harán ahorrar mucho dinero.

Seguro que alguna vez se te ha roto, estropeado o secado el maquillaje. Es algo bastante común, sobre todo, si no lo usas de forma habitual. Nuestro consejo: ¡no lo tires! Y es que con unos sencillos trucos puedes volver a darle vida a tu maquillaje compacto o en polvo. Así, contribuirás con el medio ambiente a la par que ahorras.

También debes tener en cuenta que los cosméticos y productos de maquillaje tienen fecha de caducidad, la cual variará en función del artículo. Aprende a comprobar su fecha de caducidad y a recuperar tu maquillaje dañado. ¡Comenzamos!

Trucos para arreglar el maquillaje estropeado

Cuando adquieras un cosmético nuevo, repara siempre en la etiqueta, pues ahí se indican los meses de duración. Debes buscar un número seguido de una M, ya que ese es el tiempo que durará en buen estado después de abrirlo.

Los productos de maquillaje más duraderos son las sombras de ojos, los coloretes y los delineadores, los cuales pueden llegar a durar hasta 24 meses. No obstante, es fundamental comprobar su estado, pues una conservación o uso incorrecto podrían ocasionar que se estropeen antes.

Para conservar mejor y por más tiempo tu maquillaje en polvo o compacto, guarda todos tus cosméticos en un lugar sin humedad y no los dejes abiertos durante mucho tiempo cuando los utilices.

Ten en cuenta siempre que, si tu base de maquillaje en polvo se caduca, está en mal estado o se ha pasado de la fecha recomendada, debes desecharlo de inmediato para evitar reacciones alérgicas e irritaciones en la piel. Haz una revisión de tus productos de maquillaje con frecuencia y, una vez abiertos, no sobrepases la duración indicada por el fabricante.

Cómo arreglar el maquillaje roto

Si tu base de maquillaje en polvo está dentro de la fecha de caducidad pertinente, pero se ha estropeado, roto o secado por no usarla a menudo, no la tires. Puedes recuperar la textura original con los trucos que te ofrecemos a continuación.

1. Maquillaje en polvo

Una base de maquillaje en polvo es muy frágil a los golpes, por lo que no es nada raro que en más de una ocasión se nos haya caído acabando en pedacitos. No te preocupes, tanto el maquillaje en polvo o compacto como las sombras de ojos en polvo rotas tienen solución.

Es tan sencillo como verter encima unas gotas de alcohol y ayudarte con una espátula específica o un cuchillo de punta redonda para alisar la superficie. Después, debes prensar el maquillaje en polvo hasta que los trozos queden unidos. Abajo te lo explicamos con más detalle.

Y recuerda, todos los productos con textura en polvo compacto tales como coloretes, bronceadores, polvos o iluminadores pueden ser arreglados. Sigue los siguientes pasos y tu base de maquillaje en polvo quedará como nueva:

  • Vierte sobre el maquillaje compacto roto unas gotitas de alcohol muy poco a poco.

  • Junta bien todos los trocitos con la ayuda de una espátula o un cuchillo de punta redonda, como te hemos indicado más arriba, y ve prensando el producto.

  • Para hacerlo bien y que el maquillaje no vuelva a romperse, envuelve una moneda en un trozo de papel y prensa toda la superficie apretando sobre el producto.

  • Deja que se seque muy bien hasta que el alcohol se haya evaporado por completo y vuelva a tener una textura en polvo, no cremosa.

2. Pintalabios

La textura de un labial es muy delicada y con muy poca fuerza puede romperse con facilidad. Si alguna vez se parte tu pintalabios preferido no se te ocurra tirarlo, pues tiene solución.

Guarda en bolsitas separadas las partes rotas e introdúcelas en el congelador alrededor de 10 minutos para que el carmín se endurezca. Pasado este tiempo, dale calor a la base del labial con un mechero y pega el otro trozo encima. Ejerce una ligera presión y calienta también la unión de ambas piezas con el mechero. ¡Listo, pintalabios arreglado!

3. Máscara de pestañas

El principal inconveniente de la máscara de pestañas es que, si no la usas muy a menudo, tiende a resecarse en poco tiempo. Sin embargo, puedes devolverle su textura original añadiendo unas gotas de aceite de almendras o de oliva.

Otra opción muy eficaz es introducir el envase de la máscara muy bien cerrado en un cazo con agua y calentarla unos minutos.

4. Delineador de ojos

Sí, recuperar un delineador de ojos o labios también es posible. A veces, estos lápices también se secan y terminan por no pintar como al principio. Si quieres solucionarlo en un momento, solo tienes que recurrir de nuevo a un mechero y calentar con él la punta unos segundos.

Por otro lado, si tu delineador de ojos es líquido o utilizas un eyeliner seco, tendrás que ponerlo al baño María. Para ello, introduce el envase bien cerrado en agua y caliéntalo durante cinco minutos para recuperar la intensidad del trazo. También puedes añadir unas gotas de colirio o agua con sal y agitar bien.

5. Esmaltes de uñas

También es bastante habitual que los esmaltes de uñas acaben secándose, tanto si los usas como si no lo haces mucho. Adquieren una textura más espesa con el tiempo, lo que hace que sea más difícil de aplicar.

Para que tus pintauñas estén como el primer día, solo tendrás que añadir unas gotas de quitaesmalte o acetona al producto y agitar muy bien el envase. Otra opción es utilizar alcohol o agua oxigenada y tus esmaltes de uñas quedarán como el primer día. Prueba estos trucos tan efectivos, ¡funcionan!

También te puede interesar...