Según la Academia Española de Dermatología y Dermatología (AEDV) algunas mujeres pueden sufrir, de manera ocasional, algún episodio de picor en la zona vaginal. La picazón vaginal puede ser interna (vaginal) o externa (vulvar, labial o perineal). Aunque en la mayoría de los casos los síntomas son leves y suelen desaparecer al cabo de pocos días, también puede estar ocasionado por diversos factores, como la entrada de bacterias, parásitos intestinales, la aparición de hongos o el déficit de vitaminas, entre otras causas.

El síntoma más característico de que padecemos una infección en nuestras partes íntimas son los picores vaginales, los cuales se caracterizan por una sensación bastante molesta e incómoda acompañada de irritación en la zona y, a veces, la aparición de flujo vaginal. ¡Te contamos cómo aliviar estas molestias!

Cómo quitar el picor vaginal sin medicamentos

Los picores vaginales son los que se suelen dar en la zona de la vulva. Además, este tipo de comezón suele estar acompañado por otros síntomas como irritación, inflamación en los labios, enrojecimiento y flujo vaginal. Será necesario que un médico diagnostique el problema para determinar el mejor tratamiento, pues son varias las principales causas del picor vaginal:

  • Infección vaginal: las más comunes están causadas por hongos, conocida como candidiasis, o a través de bacterias, como la gonorrea y la clamidia. Además de los picores vaginales, también suele aparecer dolor al orinar, falta de lubricación, flujo vaginal con olor desagradable y dolor durante el coito.

  • Sequedad vaginal: este trastorno se caracteriza por la falta de lubricación en la vagina, lo que puede llegar a producir escozor y picor en la vulva.

  • Seborrea genital: no es muy común en esta área pero, en caso de producirse, el picor vaginal es uno de sus síntomas.

  • Dermatitis vulvar: esta infección vaginal se produce por las agresiones que sufre, bien por contacto de ropa inadecuada, o por una reacción alérgica generada por cremas, jabones, desodorantes u otros productos con químicos agresivos.

  • Parásitos de la piel: el más habitual es la sarna, el cual puede generar picores intensos en esta zona.

  • Parásitos en el vello púbico: las ladillas son los microorganismos que más suelen aparecer en esta zona, y se transmiten generalmente a través de las relaciones sexuales.

Consejos para prevenir los picores vaginales

Ahora que sabes las posibles causas de los picores vaginales, queremos contarte cómo evitarlos. Presta atención a la recomendaciones que te mostramos a continuación para prevenir el picor vaginal:

  • Mantén una buena higiene íntima para evitar infecciones en la vagina. Intenta utilizar jabones suaves especializados para esa zona con ingredientes naturales.

  • Limpia de forma adecuada la zona anal, ya que los gérmenes y microbios podrían trasladarse hacia la vagina.

  • Utiliza ropa cómoda ancha y, a ser posible, de algodón para mantener una buena ventilación y la correcta humedad de las partes íntimas.

  • Usa compresas o la copa menstrual durante la menstruación, evita los tampones que obstruyen la salida de la sangre y la tienen demasiado tiempo retenida. Como consecuencia, podría favorecer el desarrollo de infecciones vaginales.

Remedios caseros para aliviar el picor vaginal

Aunque cuando visites al médico te recetará tratamientos farmacéuticos que te ayudarán a reducir las molestias, te mostramos unos remedios caseros para los picores vaginales. Son muy efectivos y útiles como complemento al tratamiento médico.

No obstante, si este tipo de picores son constantes o frecuentes, te recomendamos que acudas al ginecólogo para saber qué tipo de infección tienes en concreto y te recete el tratamiento más adecuado.

1. Yogur natural

Este producto probiótico aporta bacterias beneficiosas para el organismo y cuenta con propiedades antibacterianas, antifúngicas y antiinflamatorias, lo cual va genial para reducir el picor vaginal y el escozor. De hecho, es un tratamiento natural muy conocido por su efectividad contra la candidiasis.

Para utilizarlo, lávate muy bien las manos con agua y jabón y aplica el yogur por toda la zona afectada. También puedes usar un tampón sumergido en el yogur, pero debes dejarlo actuar un par de horas como máximo para un mayor efecto.

Después, retira el yogur o el tampón y lávate muy bien la zona con agua tibia y jabón específico para la zona vaginal o con pH neutro para retirar todos los restos. Aplícalo dos veces al día hasta que no tengas síntomas.

2. Infusión de salvia

La infusión de salvia cuenta con propiedades antibióticas, antiinflamatorias y antisépticas, por lo que es un excelente remedio contra el prurito. Para usar la salvia contra los picores y el flujo vaginal lo primero que debes hacer es hervir unas cuantas hojas en agua durante 10 minutos.

Cuela el líquido para retirar las hojas y deja enfriar. A continuación, realiza con ella lavados en la vagina durante unos pocos minutos dos veces al día.

3. Ajo

El ajo tiene potentes propiedades antibióticas que combaten una gran variedad de bacterias y hongos. Para aliviar el picor vaginal pela y machaca tres dientes de ajo y hiérvelos durante 10 minutos. Cuela el líquido y, cuando se haya enfriado, realiza lavados en la zona vaginal con la infusión una vez al día durante una semana. También puedes aplicar un poco de aceite de ajo en la zona un par de veces al día hasta eliminar las molestias.

4. Aceite esencial de árbol de té

Este tratamiento natural es uno de los más conocidos para combatir y prevenir las infecciones por hongos y bacterias gracias a sus propiedades antisépticas, antifúngicas, antibacterianas y antiinflamatorias.

Mezcla un litro de agua tibia con 10 gotas de aceite esencial de árbol de té y vierte la mezcla por la zona afectada para aliviar los picores vaginales.

5. Baños de asiento con manzanilla

La manzanilla es muy efectiva para aliviar el picor vaginal, ya que tiene propiedades calmantes, antiinflamatorias y antisépticas. Prepara una infusión de manzanilla con una cucharada de hojas y flores por cada 200 ml de agua. Deja que hierva entre cinco y 10 minutos, cuela la infusión y deja enfriar.

Siéntate de manera que el agua cubra bien tu zona íntima y espera 15 o 20 minutos. Pasado este tiempo, no te enjuagues ni te seques la zona directamente, espera al menos un par de horas para hacerlo.

Por último, el vinagre de manzana y el aloe vera también son remedios muy eficaces contra los picores y el flujo vaginal. Sin embargo, no dudes en visitar al médico si no mejoran las molestias.

También te puede interesar...