La búsqueda desaforada de los Pokémon más valiosos puede ser peligrosa, al menos en lugares donde hay minas antipersonas sin explotar, como Bosnia Herzegovina. La ONG de este país Posavina bez mina (Posavina [cantón en el norte] sin minas) ha advertido en su página de Facebook de que se ha visto a usuarios del popular videojuego en zonas sospechosas de mantener algunas de estas armas. 

Noticias relacionadas

La organización alerta: "Pedimos a los ciudadanos que no lo hagan, que respeten las señales de peligro de minas instaladas y que no se adentren en zonas que desconocen". Aunque la mayoría de lugares plagados de minas antipersona están señalizados con carteles indicadores, ir mirando el teléfono móvil en busca de los animalitos  virtuales que hay que cazar para progresar en el juego no parecer ser la forma más idónea de estar al tanto. 

Se estima que en Bosnia quedan unas 120.000 minas sin descubrir, como legado de la guerra de la década de 1990.

Los españoles ya disponen de la app oficial de Pokémon GO, que es fruto de la alianza de Google con Nintendo y ha dado alegrías a la fabricante japonesa, cuyas acciones se han revalorizado en un 41% desde su lanzamiento.