Alicante

Ianula Antonio ingresó en el Hospital La Fe con neumonía bilateral por COVID-19 a mediados del mes de enero de 2021, embarazada de 22 semanas. Tras una complicación respiratoria grave tuvo que ser ingresada en el servicio de Reanimación, donde precisó de respiración extracorpórea por dispositivo ECMO (Membrana de Oxigenación Extracorpórea) durante casi dos semanas. Casi al término de las 37 semanas de gestación, nació Marcus, con 2.800 gramos de peso y buen estado de salud.

Noticias relacionadas

Diariamente, durante esas semanas, un equipo multidisciplinar formado tanto por especialistas en Reanimación y Neumología como por Obstetricia y Ginecología, además de personal de Enfermería, pasaba parte dos veces al día a su familia.

Casi un milagro

Tal y como afirma el doctor Alfredo Persales, director del Área Clínica de la Mujer del Hospital La Fe, “la situación era de riesgo extremo por la gravedad de la enfermedad, las semanas de gestación, insuficientes para una viabilidad con garantías de salud, y se añadía la dificultad de no poder ponerla en posición boca abajo para sus pulmones se recuperaran mejor. Sin embargo, esperábamos que mejorara su estado, al tiempo que hacíamos lo posible por su salud de la madre y el bebé”.

La doctora Pilar Argente, directora del Área Clínica de Anestesia y Reanimación del Hospital La Fe, añade que “el equipo está formado por profesionales con experiencia y buena formación en el tratamiento de pacientes con ECMO, lo que ha hecho posible que Ianula haya salido adelante”.

El equipo de médicos de la Fe temió por la vida de la madre y el bebé, llegando incluso a recurrir al comité ético del Hospital para saber qué hacer. “ Al sacar de forma prematura al feto, el pronóstico podría ser malo. El bebé podría haber muerto o en caso de vivir, tener secuelas neurológicas”, han explicado desde el hospital.

Actualmente, Ianula tiene secuelas debidas a la COVID-19, como molestias en las piernas, pero la buena noticia es que su estado general de salud es bueno. Tanto ella como el bebé se encuentran bien.

La familia se encuentra muy agradecida con el nacimiento del pequeño Marcus.

La Fe, pioneros en ECMO

El Hospital Universitari i Politècnic La Fe de Valencia es el único centro nacional que cuenta con un equipo ECMO, especializado en Membrana de Oxigenación Extracorpórea. Este método de oxigenación extracorpórea permite restauran el flujo sanguíneo de todos los órganos corporales con sangre oxigenada y a la temperatura adecuada.

Suele utilizarse con pacientes que no responden al tratamiento tradicional o están a la espera de un trasplante pulmonar y/o cardíaco. Además, la media de edad de los pacientes que lo requieren es de 52 años.

Según un artículo publicado en La Fe, la supervivencia en pacientes que han precisado ECMO se sitúa en un 48%, concretamente un 44% en asistencia cardíaca y 57,4% en asistencia respiratoria. Se trata de pacientes que no hubieran sobrevivido sin el empleo de la asistencia ECMO.