Audrey Marsh, una aficionada a la montaña que estuvo más de seis horas en paro cardíaco tras sufrir una hipotermia en el Pirineo, ha comparecido hoy junto a los bomberos y médicos que le salvaron la vida para explicar cómo resucitó tras ser rescatada el pasado 3 de noviembre y trasladada al Hospital Vall d'Hebron donde le aplicaron una técnica de oxigenación que hizo que su corazón volviera a palpitar.

Noticias relacionadas

"No recuerdo nada de aquel fin de semana", aseguraba ella misma en la rueda de prensa ofrecida en el hospital. La británica de 34 años, que trabaja como profesora de inglés en Barcelona, se perdió junto a su marido Rohan Schoeman el pasado 3 de noviembre en el Vall de Núria (Girona), en el Pirineo catalán.

Debido a las condiciones climátológicas y al verse sorprendidos por una tormenta de nieve, Audrey quedó inconsciente por el frío y la hipotermia severa terminó provocándole una parada cardiorespiratoriaLos bomberos la rescataron con una temperatura corporal de solo 18 grados. 

Audrey, junto a uno de los médicos de emergencias que la rescató.

El paro cardíaco ocurre cuando el corazón repentinamente deja de latir. Cuando esto sucede, el suministro de sangre al cerebro y al resto del cuerpo también se detiene. Se trata de una emergencia médica: de no tratarse en unos cuantos minutos, el paro cardíaco generalmente provoca la muerte.

"Es un caso excepcional en el mundo; la parada cardiaca más larga documentada en España", ha explicado Eduard Argudo, médico del Servei de Medicina Intensiva y miembro del equipo de Oxigenación con Membrana Extracorpórea (ECMO) del Vall d'Hebron.

El ECMO suple la función del corazón y los pulmones: extrae del organismo la sangre y la oxigena antes de introducirla de nuevo por una arteria. También eleva su temperatura para salir de la hipotermia, por lo que Audrey fue reanimada, sin secuelas neurológicas, seis horas después.

La paciente ha agradecido el trabajo de los profesionales que le salvaron la vida: "Me ha parecido un milagro".