• 1 de 8

    ¿Cómo recupero mi deseo sexual?

    "Para la mayoría de las mujeres, y un número cada vez mayor de hombres, el deseo de tener relaciones sexuales no es tan espontáneo como podría haber sido cuando eran más jóvenes. Tenían menos responsabilidades o estaban iniciando una relación", dice Fleming.

    Para recuperar el deseo sexual, las pequeñas caricias o los masajes pueden ser la solución: dar un pequeño masaje capilar puede iniciar una sensación de excitación en el cuerpo que lleve al deseo en la mente. “El ciclo de respuesta sexual” no es lineal como se pensaba. La excitación puede llevar al deseo y al orgasmo, tú no lo haces. Siempre hay que sentir el deseo primero.

  • 2 de 8

    Si hago "sexting", ¿estoy engañando a mi pareja?

    Coquetear fuera de una relación no es algo nuevo. Lo más habitual hoy en día es hacerlo a través de las redes sociales: enviando mensajes sexuales, eróticos o pornográficos. Pero, ¿realmente el sexting en una nueva forma de engaño o está permitido? "Los límites se pueden difuminar cuando las personas se comunican con amigos o conocidos en WhatsApp, mensajes de texto, mensajes de Instagram y otras plataformas", dice Sara Stanizai, una terapeuta matrimonial y familiar con licencia en Long Beach, California.

    "Los clientes que descubren que su pareja ha estado haciendo sexting, a menudo se sienten más perjudicados por el secreto y las mentiras", dice la especialista. Según Stanizai, es importante que si su pareja o ellos mismos lo hacen, se lo comuniquen abiertamente a la otra persona y les expliquen el motivo. "Las personas que guardan este tipo de secretos, a menudo sienten una inmensa vergüenza por sus necesidades y por guardar ese tipo de secretos. Si pueden compartir esa parte de sí mismos con sus parejas, tienen la oportunidad de lograr una mayor conexión con ellas, lo que en realidad puede acercarlos".

  • 3 de 8

    ¿Puedes 'arreglar' a mi compañero?

    Según Dori Gatter, experta en relaciones y psicoterapeuta, muchos de sus clientes se quejan de libidos no coincidentes y a menudo es el compañero masculino el que quiere más sexo que su pareja femenina. Muchas veces en su consulta ha resonado la misma pregunta: "¿Puedes arreglar a mi pareja para que quiera sexo?".

    La realidad es que nadie es igual. Hay personas que a todas horas quieren mantener relaciones y otras que con mucha menos frecuencia. Y no solo eso, según la experta, si las relaciones se dan por sentadas, puede que a tu pareja no le apetezca hacerlo. "Las mujeres, en particular, tienen la necesidad de sentirse apreciadas y valoradas. Realmente parece una cosa muy simple, pero es una de las cosas más difíciles que les enseño a los cónyuges en mi oficina. Si aprendes a hacer esto, tu pareja se sentirá más cerca de ti tendrá muchas más ganas de hacerlo.

  • 4 de 8

    ¿Puede nuestra vida sexual recuperarse después de la infidelidad?

    El sexo puede ser un asunto especialmente difícil después de que una pareja ha sido infiel. "Trabajo con muchas parejas que han sufrido traición sexual e infidelidad", dice Piper S. Grant, psicólogo clínico y terapeuta sexual en el área de Los Ángeles. A veces estas parejas se preguntan si podrán volver a relajarse y ser sexuales nuevamente.

    "Les digo que es posible, y de hecho, he sido testigo de que las personas llegan a través de la infidelidad más fuertes y más conectadas que antes cuando son lanzadas a conversaciones profundas, crudas y honestas que crean vulnerabilidad e intimidad. He tenido muchas parejas que han pasado por esto y me dicen 'nunca hemos estado conectados así' o 'tenemos una relación más honesta ahora que nunca'. Al principio, es difícil, pero poco a poco, se puede conseguir", añade.

  • 5 de 8

    ¿Cuántas veces a la semana debemos tener relaciones sexuales?

    Es una de las grandes preguntas que formulan a Gatter. "Por lo general, una pareja quiere saber esto para demostrarle a su cónyuge que no tiene suficiente sexo; mientras tanto, la otra pareja está esperando mi respuesta, convencida de que demostrará que son normales ", dice. Pero el problema nunca es solo el sexo, explica la experta. "Normalmente representa la misma necesidad para ambas partes: la de sentirse amado y valorado. Los hombres necesitan tener sexo para sentirse amados, vistos y valorados. Las mujeres necesitan sentirse amadas y valoradas para tener relaciones sexuales", apunta Gatter.

  • 6 de 8

    Necesito más sexo que mi pareja, ¿por qué no puedo conseguirlo en otra parte?

    "Lo creas o no, en realidad he escuchado muchas veces la pregunta: '¿Qué tiene de malo que dos personas diferentes satisfagan mis necesidades sexuales?", dice Colleen Long, psicóloga clínica y terapeuta de parejas con consulta en Boston y Los Ángeles. Aunque algunas parejas se sienten cómodas con las relaciones "abiertas", la mayoría no lo hace.

    Según Fleming, en lugar de buscar emoción en otros lugares, las parejas deben crear momentos especiales para el placer y el flirteo. Para ello, es conveniente reservar un tiempo que llamaremos tiempo sexy. Eso no quiere decir que debamos obligarnos a sentirnos atractivos en un momento determinado, sino que, si guardamos un poco de tiempo para ello, nos permitirá que el sexo emerja con más facilidad.

  • 7 de 8

    ¿Por qué pierdo mi erección?

    Los problemas de erección y orgasmo, especialmente en hombres sanos y jóvenes, suelen achacarse principalmente a la ansiedad antes que a un tema físico, explica David F. Khalili, terapeuta de relaciones sexuales en Oakland, California. Lo mismo ocurre con muchas mujeres con problemas de orgasmo, dice. "La ansiedad impide que la persona esté plenamente presente en su vida sexual, cómo se ponen en contacto con su deseo y cómo se sienten acerca de sí mismos", dice. "Mi enfoque con la ansiedad sexual es ayudarlos a disminuir la velocidad para que puedan trabajar para sentirse más cómodos y menos abrumados. Las prácticas de atención plena y meditación pueden ser particularmente útiles”, apunta la experta.

    Una vez que ya hemos detectado el problema, el siguiente paso es buscar qué lo está causando. "A menudo es vergüenza o baja autoestima, pero también puede deberse a un trauma sexual o de pareja, que requiere atención cuidadosa en la terapia. Recomiendo la terapia EMDR para el trauma, así como un grupo de apoyo para las personas que lo han superado", indica Khalili.

  • 8 de 8

    ¿Por qué no puedo tener un orgasmo?

    Es una de las preguntas más formuladas y debatidas entre los grupos de amigas. Y no solo entre ellas, sino también en el interior de las consultas. Shamyra Howard, trabajadora social y terapeuta sexual en Baton Rouge, Louisiana, recuerda estar muy sorprendida por algo que una mujer le contó durante una sesión. "Estaba hablando de tener relaciones sexuales con su pareja y le pregunté: '¿Tuviste un orgasmo?' Su respuesta fue: 'Bueno, no. Las mujeres no pueden hacer eso durante el sexo, ¿verdad? le expliqué que las mujeres pueden y logran el clímax en la penetración, pero que, en algunos casos, algunas necesitan agregar la estimulación directa del clítoris", explica la experta.

    Para muchas mujeres, explorar el placer sigue siendo un tabú. "Hasta que las mujeres se experimenten a sí mismas como seres sexuales, cuyo rol no es únicamente procrear o actuar para sus parejas, la sexualidad de las mujeres seguirá siendo vista como misteriosa y poco confiable”, indica Howard, cuando de hecho, añade, es perfectamente normal.

Te recomendamos

Outbrain

Contenido patrocinado

Outbrain