China anunció este lunes que ha vuelto a encontrar restos del coronavirus SARS-CoV-2 en el envasado de productos congelados importados, en este caso, de cerdo procedente de Francia, informó hoy el diario local The Paper.

Una inspección aleatoria de los embalajes de una partida de carne de cerdo proveniente de Francia almacenada en la ciudad suroriental de Xiamen arrojó resultado positivo tras realizárseles un test de ácido nucleico.

Las autoridades sanitarias indicaron que la partida, de 25 toneladas en total, entró al país a través del puerto shanghainés de Yangshan y que la carne todavía no había salido al mercado. Asimismo, las autoridades sellaron y desinfectaron el lugar de almacenaje del cargamento.

En las últimas semanas, el país asiático ha detectado trazas de coronavirus en varios empaquetados de productos refrigerados -entre ellos, de carne brasileña y de camarón ecuatoriano-, lo que ha llevado a Pekín a endurecer las normativas de importación de congelados y su control.

De hecho, el contagio por esa vía de transmisión de dos estibadores del puerto oriental de Qingdao desencadenó un pequeño rebrote en la ciudad a principios del mes pasado. Para minimizar riesgos, a partir de hoy, la ciudad oriental de Shanghái ha anunciado que será obligatorio someter a todos los productos congelados importados a análisis y desinfección.

Solo en noviembre, cargamentos congelados de pescado indio e indonesio, carne brasileña y otros productos procedentes de Alemania, Rusia y los Países Bajos dieron positivo por coronavirus en las inspecciones llevadas a cabo por China, aunque desde julio se han sucedido este tipo de casos en distintos productos desde procedencias diferentes.

Según la Comisión Nacional de Sanidad, la China continental cuenta en estos momentos con 374 infectados activos (de los cuales 4 se encuentran graves) y 548 casos asintomáticos en observación.

Noticias relacionadas

27 toneladas de carne

Hace apenas una semana, las autoridades sanitarias chinas localizaron tres muestras de carne de vacuno congelada importada de Brasil que dieron poistivo en coronavirus en un análisis realizado en Wuhan.

En un comunicado, la Comisión Mnicipal de Salud del centro de China señala que el departamento municipal de control y prevención de enfermedades, tras el análisis de los paquetes, descubrió que tres muestras de carne de res deshuesada que entraron por la aduana de Qingdao (noreste) dieron positivo.

La ciudad "adoptó rápidamente medidas de emergencia", indica la nota, entre las que cita el almacenamiento de carga, inspección y aislamiento del personal, muestreo durante la noche, y pruebas de ácido nucleico del entorno y del personal fuera del almacenamiento en frío, además de investigaciones epidemiológicas simultáneas.

Tras la investigación, se detectó que el lote de productos importados -que constaba de 1.006 cajas con un total de 27 toneladas de carne- había salido del puerto de Santos en Brasil y llegado a Wuhan el pasado 17 de agosto, aunque no había accedido aún al mercado. "Todos los productos congelados involucrados fueron sellados y el entorno fue completamente esterilizado", indica la comisión de salud local.

Asimismo, añade que las 200 muestras del entorno de la cámara frigorífica del gran almacén de reserva donde se encontraban los paquetes y sus 112 empleados dieron negativo en las pruebas de covid.

Alerta con los congelados

La ciudad ha emitido un aviso sobre "fortalecimiento adicional" de los test del virus a los alimentos importados de la cadena de frío para realizar inspecciones de todos ellos en la ciudad.

Además, la comisión insta a los ciudadanos a respetar las medidas de prevención y control de la epidemia, a no comprar alimentos importados congelados "de forma privada" y a comprobar activamente el informe de test de covid del producto antes de su consumo.

No es la primera vez que China encuentra trazas del nuevo coronavirus en los paquetes de alimentos congelados importados de Brasil. El pasado 1 de noviembre dijo que había detectado el virus en el embalaje de un lote de carne congelada de cerdo que dio positivo en la ciudad de Yantai, en la provincia oriental de Shandong. El lote se encontró en un restaurante especializado en barbacoas y en un mercado de pescado de Yantai.

El departamento de salud rastreó a todos los contactos cercanos relacionados con esos productos de cerdo brasileños y les sometió a pruebas de covid en hospitales designados.

El 13 de agosto se encontraron también trazas de coronavirus en la superficie de un lote de alitas de pollo congeladas importadas de Brasil en la ciudad de Shenzhen, en la provincia meridional de Cantón.

China también ha detectado el virus en varias ocasiones en los paquetes de alimentos congelados procedentes de Ecuador. La última vez fue también el 1 de noviembre en el embalaje de pescado congelado de la empresa ecuatoriana Firexpa.

El pasado 10 de julio se descubrieron trazas de coronavirus en el empaquetado exterior de camarones blancos ecuatorianos de tres empresas: Industrial Pesquera Santa Priscila, Empacreci y Edpacif, por lo que China suspendió temporalmente sus importaciones y ordenó la retirada de todos los paquetes de este tipo llegados desde el 12 de marzo.

Posteriormente, las empresas volvieron a recibir autorización para retomar sus ventas tras mejorar sus protocolos de control. Ante los diversos casos detectados en alimentos congelados, China indicó a principios de noviembre que suspenderá las importaciones durante una semana de aquellos productos que den positivo en el virus y durante un mes si se trata de la tercera vez o más.