La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan), dependiente del ministerio de Sanidad, ha emitido una alerta para comunicar la detección de un alérgeno no declarado en el etiquetado de unas salsas para pasta en botes. Se trata de preparados de pesto, tanto en su variedad 'verde' como 'roja'.

Noticias relacionadas

La notificación se ha realizado en base a un autocontrol de la empresa distribuidora del Reino Unido, el grupo Sacla'UK, y a partir de la notificación de alerta trasladada por las Autoridades Sanitarias de Reino Unido a través del RASFF (Red de Alerta Alimentaria Europea).

Los productos implicados distribuidos en España son las salsas comercializadas bajo la marca WaitroseGreen Basil Pesto en tarro de 190 gramos y Tomato Pesto también en tarro de 190 gramos. Todos los botes, independientemente su fecha de caducidad, se han visto afectados por la retirada al hallar trazas de cacahuete en el producto, un ingrediente no declarado en el etiquetado y que pone en peligro a los consumidores que sufran alergia o intolerancia a este alimento.

La salsa de pesto se elabora tradicionalmente con albahaca, piñones y aceite, pero según aclaró Sacla'UK en un comunicado, la suya se realiza con anacardos. La contaminación con cacahuetes, afirman, se ha producido a nivel de un proveedor externo, por lo que han llamado a la retirada de todos los botes de pesto comercializados y ofrecen reembolsos.

En España, informa Aesan, el producto afectado ha sido distribuido en un establecimiento de la Comunidad Valenciana. Las autoridades competentes han realizado una inspección en el establecimiento y han comprobado que la empresa ha retirado las cantidades existentes.

En cualquier caso, los inspectores sanitarios han instado a la empresa para que informe a los clientes mediante cartelería u otros medios oportunos de la alerta alimentaria (producto y causa) para ayudar a proceder a la devolución a tienda en caso que algún consumidor aún posea el producto en casa y no haya tenido conocimiento de la alerta alimentaria.

Igualmente, la agencia informa que ha procedido a informar de estos hechos a las autoridades competentes de la Comunidad Autónoma a través del Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (SCIRI).

Como medida de precaución, finalmente, se recomienda a aquellos consumidores alérgicos a los cacahuetes que pudieran tener el producto anteriormente mencionado en sus hogares que se abstengan de consumirlo. "Asimismo, se indica que el consumo de este producto no comporta ningún riesgo para el resto de consumidores", finaliza.