Las precipitaciones irán remitiendo este viernes, sin desaparecer del todo en Galicia, oeste de Castilla y León, Extremadura y la zona más occidental de Andalucía. Las temperaturas descenderán en gran parte del país, salvo en Canarias.

Noticias relacionadas

El sábado será una jornada de transición, con cielos poco nubosos, en general, y un ligero ascenso de las temperaturas máximas. Solo persistirán las lluvias en Galicia. El viento será flojo y variable, según José Antonio Maldonado, director de Meteorología en Meteored.

Según amplia la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), un frente atlántico se irá acercándo a la Península, dejando los cielos nubosos o cubiertos en el oeste de Galicia, con precipitaciones, más intensas a partir de la tarde, que podrían ser localmente fuertes o persistentes a últimas horas. Las precipitaciones se irán extendiendo al final del día al resto de Galicia y entorno de la cordillera Cantábrica occidental.

En el Pirineo más oriental y este de Baleares, intervalos nubosos a primeras horas, sin descartar algún chubasco ocasional. Intervalos de nubes bajas matinales y posibles bancos de niebla en zonas de la vertiente atlántica peninsular, más probables en la meseta Sur. Nuboso o con intervalos nubosos en el norte de Canarias. Predominio de poco nuboso en el resto del país.

Las temperaturas diurnas irán así en aumento casi generalizado en la Península, más acusado en Galicia y Cantábrico, aunque en el área mediterránea se esperan pocos cambios o un descenso. Nocturnas en descenso en general, excepto en el extremo noroeste peninsular y en Canarias, con pocos cambios o en ascenso.

Los vientos será alisios en Canarias, viento de poniente en el litoral de Alborán, y del noroeste rolando a suroeste en el resto del área mediterránea. Del suroeste en el tercio noroeste peninsular, arreciando durante el día, siendo fuerte en el litoral gallego, y con rachas fuertes en el resto de Galicia y cordillera Cantábrica occidental.

Domingo de frío...

El domingo, el frente que el día anterior habrá penetrado por Galicia se desplazará de oeste a este por el interior de la Península, dando origen a precipitaciones en la mayor parte del país, algunas fuertes y tormentosas. Además, la cota de nieve bajará hasta los 1200 metros en la Cordillera Cantábrica y a los 1400 en los Pirineos.

El frente, que está asociado a una potente baja atlántica, barrerá la Península de oeste a este, dejando los cielos nubosos o cubiertos, precisa Aemet. Producirá lluvias y chubascos casi generalizados en las vertientes atlántica, Cantábrica y Pirineos, y podrán ser localmente fuertes, persistentes y con tormentas en la primera mitad del día en Galicia y Cantábrico occidental. En la vertiente mediterránea sólo se esperan intervalos de nubes medias y altas.

Tras el paso del frente, se espera que las precipitaciones vayan remitiendo en amplias zonas del centro peninsular. En Canarias, nuboso o con intervalos nubosos, más abundantes en el norte. Probables bancos de niebla matinales en el entorno de los sistemas montañosos del noroeste peninsular, sin descartarlos en el bajo Guadalquivir.

Temperaturas máximas en descenso en el extremo norte y vertiente atlántica peninsular. Pocos cambios o en ascenso en el resto. Alisios en Canarias, con intervalos de fuerte en las islas de más relieve. Vientos del oeste y suroeste en el resto del país, con intervalos de fuerte y posibles rachas muy fuertes en el tercio noroeste, zonas de montaña y litorales peninsulares y en Baleares.

Tras la línea frontal, el tablero meteorológico cambiará radicalmente y el mes de octubre terminará con escasas precipitaciones; en todo caso, algunas en zonas del tercio norte peninsular.

...y de cambio de hora

La madrugada del próximo domingo, 25 de octubre, finalizará el horario de verano cuando a las 03.00 horas se retrasen los relojes y de nuevo volverán a marcar las 02.00 horas en España. De este modo, se recuperará un año más el horario de invierno, de acuerdo con la Directiva Europea del Cambio de Hora que se aplica en todos los Estados de la UE.