El fin del estado de alarma coincidirá con el solsticio de verano, dando así paso a la estación estival y el verano astronómico. Además, la movilidad entre provincias irá  acompañada de un aumento generalizado de las temperaturas gracias a las altas presiones que marcarán la situación meteorológica de los próximos días, según informa el soporte meteorológico digital eltiempo.es

Noticias relacionadas

La situación de la primera semana del verano vendrá marcada por el predominio de las altas presiones con tiempo tranquilo, y en general soleado, que favorecerá que las temperaturas continúen subiendo. 

El domingo será la jornada más calurosa de la semana y en muchos puntos de la mitad sur del país podrían superarse los 35ºC, e incluso rondar los 38ºC en el valle del Guadalquivir. En general las temperaturas superarán los 30ºC, excepto en puntos del tercio norte y en las zonas de costa tanto de la península, como de los archipiélagos. 

El cielo estará nuboso en Galicia, con nubes de tipo bajo que dejarán algunas precipitaciones de carácter débil más probables en la provincia de A Coruña. Por la tarde, las nubes de evolución podrían dejar chubascos en el entorno de la cordillera Cantábrica, el Pirineo catalán y aragonés y en la península más oriental.

La situación de estabilidad con la que comienza el verano se mantendrá de cara a la próxima semana. Se prevé un tiempo seco, sin lluvias y temperaturas que pueden continuar subiendo. Se podrían registrar valores ligeramente más cálidos de lo normal para estas fechas del año según la climatología, ya que se podría sobrepasar la barrera de los 40ºC en el sur.

¿Cómo se espera el verano? 

En los meses de julio, agosto y septiembre las temperaturas se esperan normales en la mayor parte del país. Sin embargo,  en el  interior peninsular la probabilidad de tener temperaturas más cálidas de lo normal es más elevada. Esto afectaría a Madrid, gran parte de Castilla-La Mancha, este de Extremadura y sur de Castilla y León. También podría afectar de forma más ligera a zonas de Andalucía y Murcia así como del interior de la Comunidad Valenciana y sur de Aragón.

El verano astronómico, que comenzará este sábado a las 23.44 horas, en la Península será probablemente más cálido de lo normal en la mitad sur y los archipiélagos balear y canario y, en cuanto a precipitaciones será más seco de lo habitual en toda España, después de la cuarta primavera más cálida desde que hay registros que, sin embargo, ha sido un 37 por ciento más lluviosa de lo normal, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

En la rueda de prensa estacional de la AEMET, la portavoz Beatriz Hervella ha señalado que, sin embargo, no hay una señal clara sobre como se comportarán las temperaturas en la mitad norte este verano, por lo que no se puede precisar si se espera que sea normal, más fresca o más calurosa.

Por su parte, el portavoz Rubén del Campo, ha analizado el carácter de la primavera y de los cinco primeros meses del año que han supuesto "el arranque de año más caluroso desde que hay registros", algo que confía en que pueda "solucionar" el mes de junio que está siendo un "oasis" en cuanto a las temperaturas, ya que en su conjunto, estos primeros 19 días registran una anomalía térmica de un grado centígrado más frío de lo normal.

De hecho, ha subrayado que si finalmente el mes de junio termina con un carácter normal o algo más frio de lo normal, será la primera vez que un mes logra ese carácter desde abril de 2019. Junio ha tenido el periodo más largo de este año 202 con el número de días con una media más fresca respecto al valor normal y aunque de media ha sido 1ºC más fría en el conjunto del país, la anomalía térmica negativa en el norte es incluso superior.

Sin embargo, el portavoz ha adelantado que ese "oasis térmico" va a terminar "brúscamente" ya que en los próximos días subirán las temperaturas y se alcanzarán por primera vez este año los 40ºC en capitales del valle del Guadalquivir como Córdoba y Sevilla. "Será un episodio de temperaturas altas duraderas pero no serán tan altas como para hablar de ola de calor, aunque probablemente disipará esta anomalía térmica negativa acumulada en este mes", ha comentado en la rueda de prensa.