El frente frío asociado a la borrasca Hervé, que afecta a Francia tras su paso por las Islas Británicas, pone fin, al menos de forma temporal, al episodio de anomalías por  altas temperaturas que ha dejado varios récords de calor para un mes de febrero en España.

Noticias relacionadas

Seis provincias del sur y este peninsular estarán este miércoles en aviso de distintos tipos por viento y oleaje, en una jornada en la que descenderán las temperaturas de manera generalizada en el país, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Durante el día, los cielos estarán nubosos en el sureste peninsular y en Baleares, con posibilidad de precipitaciones débiles y dispersas, que serán más probables en el interior de Murcia y Alicante. También se esperan intervalos nubosos en el entorno del Estrecho. Y en el resto del país, se prevé tiempo estable al predominar los cielos poco nubosos o despejados.

Según la AEMET, se formarán brumas o nieblas matinales dispersas en Galicia, meseta Norte, alto Ebro y sistema Ibérico, así como calimas en Canarias. Asimismo, las temperaturas sufrirán un descenso generalizado, que será más acusado en las comunidades del este peninsular y en Baleares, con heladas débiles en cotas altas y páramos de la mitad norte peninsular.

También se producirán vientos de Levante en el Estrecho, sur de Cádiz y Alborán; los vientos serán de componente norte en Baleares y nordeste peninsular; del este y noreste en Galicia y Cantábrico; fuertes o con rachas fuertes en el Estrecho, bajo Ebro, Baleares, litoral gallego y Pirineos; y de componentes oeste y sur en Canarias.

Precisamente, el viento pondrá en aviso amarillo (riesgo) a Cádiz, y afectará al mar, por lo que también se han decretado avisos amarillo por oleaje en Almería, Granada y Málaga, y de nivel naranja (riesgo importante) a Cádiz, Mallorca, Menorca y Girona.

Martes de récords

El 4 de febrero de 2020 se registraron las temperaturas más altas de la historia en tres estaciones de la red de AEMET, según informa la Agencia: la base naval de Rota (24,2 ºC), el Puerto de Palma (24,4 ºC) y el aeropuerto de Valencia, que rozó los 30 ºC.

La previsión apunta a que las temperaturas máximas se mantendrán menos altas durante los próximos días. Sin embargo, la previsión hasta al menos mediados de mes es que este mes de febrero siga siendo excepcionalmente cálido y seco.