Las borrascas 'Daniel' y 'Elsa' dejan lluvias, nieve y sobre todo viento esta semana en la Península y Baleares, al menos hasta el viernes. Después, los días previos hasta la Navidad el tiempo se estabilizará, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Noticias relacionadas

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha explicado que esta semana predominarán los efectos de las dos borrascas. La primera Daniel, deja lluvia, viento y nieve en el oeste de la Península, y la segunda, Elsa, llegará a final del miércoles y dejará precipitaciones más generalizadas, ya que será muy extensa y afectará a buena parte del Atlántico norte. El jueves y el viernes dejará un temporal de lluvia y viento en buena parte de España.

Así, ha indicado que este martes, 'Daniel' está ubicada en el suroeste de Francia, desde donde influirá en forma de lluvias sobre todo en ambas Castillas, en Madrid, Andalucía y, especialmente, en el tercio norte, incluido Cataluña y Baleares, donde puede haber tormentas.

A partir de la noche comenzará a remitir la situación, pero la cota de nieve durante el día estará baja, a unos 700 metros en el noroeste. En el resto de las zonas montañosas nevará a partir de 1.500 metros aunque en el sistema Central al final del día bajará hasta 1.100 metros. Las nevadas más significativas se esperan en Galicia y oeste de Asturias, donde la cota de nieve se situará entre 600 y 700 metros, sobre todo durante la madrugada.

Respecto a las temperaturas, Del Campo ha indicado que bajarán en toda España excepto en el nordeste y habrá heladas en la meseta norte. En concreto, las temperaturas máximas más altas estarán en Cataluña y Baleares, donde superarán los 18 grados centígrados (ºC) e incluso llegarán a 20ºC; en el valle del Ebro y en el Cantábrico, las máximas estarán entre 16 y 18ºC.

En las dos mesetas y en el resto del Cantábrico y en Galicia, el ambiente será más fresco, con máximas de 10ºC y en el valle del Guadalquivir, en torno a 15ºC. El viento soplará este martes en general con intervalos de fuerte en el Cantábrico occidental y Galicia y en el resto no serán tan fuertes pero será una jornada ventosa.

El miércoles a lo largo del día la situación irá empeorando a medida que la borrasca 'Elsa' empiece a ejercer su influencia. Al principio, lloverá en el tercio occidental de la Península, pero después, poco a poco se irá extendiendo al resto de la vertiente Atlántica y afectará a Castilla y León, Comunidad de Madrid, oeste de Castilla-La Mancha y Andalucía oriental y las lluvias podrán ser fuertes, persistentes y acompañadas de tormentas en Galicia, sur de Castilla y León y norte de Extremadura.

La cota de nieve estará muy alta porque la borrasca traerá vientos del sur y del suroeste, que serán más cálidos por lo que subirá la cota de nieve y la temperatura. Del Campo ha destacado que en la mitad occidental las temperaturas subirán de 6 a 8 grados centígrados y en la mañana del miércoles las mínimas serán bajas, con heladas en las ambas Castillas y en Andalucía oriental.

En concreto, ha precisado que las más altas estarán en el Cantábrico y en el Mediterráneo donde se llegará a unos 18ºC e incluso a los 20ºC. En Extremadura y en Andalucía Occidental, las máximas estarán en unos 18ºC y en las dos mesetas serán más frescas, entre 8 y 12ºC.

El viento, a consecuencia de la influencia de Elsa, marcará la jornada, que estará acompañado de mucha lluvia en toda la Península y las lluvias podrán ser fuertes o persistentes en amplias zonas.

"Donde más lloverá será en el suroeste de Galicia, sistema Central y Andalucía occidental pero en general lloverá en toda España, mientras donde se esperan menos lluvias será en la vertiente Mediterránea y Baleares", ha comentado del Campo que ha añadido que, apenas nevará porque al soplar vientos del sur la cota estará alta.

Asimismo, ha precisado que ese día el viento será un "factor adverso" porque soplará viento fuerte o muy fuerte en buena parte de la Península y Baleares, donde habrá rachas de 80 kilómetros por hora y de 90 a 100 kilómetros por hora en las zonas de montaña y los litorales.

Ese día se espera una subida de las temperaturas mínimas "muy marcada" ya que pueden incrementarse de 8 a 10 grados centígrados y las máximas podrán aumentar de 6 a 8 grados centígrados. "El ambiente será templado y las heladas desaparecen", ha comentado.

Las máximas en el Cantábrico oriental y en el Mediterráneo podrán superar los 20ºC y en el centro y mitad sur, se superarán los 15 o 16ºC, mientras en la meseta norte y en Galicia las máximas serán más frías, ya que se quedarán entre 10 y 12ºC con mucha lluvia y viento.

De cara al viernes, Del Campo espera que "Elsa seguirá dando que hablar" y dejará "mucha lluvia" durante una jornada en la que podría llover casi en cualquier parte, excepto en el Cantábrico. Las lluvias ese día afectarán al Mediterráneo y Baleares aunque en general en toda la Península será una jornada desapacible, también por el viento.

Finalmente, respecto al sábado y el domingo el viento soplará fuerte pero poco a poco remitirán las precipitaciones y, parece que hasta el día de Nochebuena no se esperan lluvias. "Los días previos a la Navidad tendrán un tiempo estable", ha manifestado.