La influencia de un anticiclón ubicado cerca de la Península favorecerá tiempo estable y soleado en amplias zonas del país a lo largo del fin de semana y con temperaturas diurnas que oscilarán entre los 18 y 23 grados.

Noticias relacionadas

Las máximas subirán en toda la mitad sur peninsular y alcanzarán valores por encima de lo habitual para esta época del año en las vertientes atlántica y cantábrica, ha avanzado Rubén del Campo, portavoz de la Agencia de Meteorología (Aemet) quien resalta la notoria diferencia que habrá entre valores diurnos y nocturnos.

La amplitud térmica será grande en prácticamente todo el país y, así, en ciudades como Albacete se pasara de 17 grados de máxima a cero grados de mínima. En Palencia, se registrará 17 grados en las horas centrales del día y tres grados bajo cero por la noche.


Por capitales de provincia se prevén hasta 23 grados en Sevilla y Córdoba, entre 20 y 22 en Pontevedra, Ourense, Oviedo, Lugo, Jaén, Badajoz, Granada y Almería, mientras que en A Coruña, Albacete, Alicante, Bilbao, Cáceres, Cádiz, San Sebastián, Madrid y Málaga, entre otras, la máxima subirá a entre 17 y 19 grados.

Aemet destaca que durante el viernes solo las provincias de Vitoria, Pamplona y Logroño estarán por debajo de los 15 gradosPor la noche, las mínimas descenderán por debajo de cero grados en Burgos, Cuenca, Girona, Huesca, León, Lleida, Palencia, Vitoria, Valladolid y Zamora.

Sábado

El sábado permanecerá el tiempo casi primaveral con temperaturas diurnas en ascenso en el valle del Ebro. Pocos cambios el resto, con máximas que en Sevilla y Córdoba marcarán 22 grados seguidas de Granada, Ourense y Oviedo con 21 grados y, en el centro peninsular, Madrid, Guadalajara y Toledo alcanzarán los 18 grados.

Domingo

Del Campo ha subrayado que entre el domingo y el lunes la entrada de un frente por Galicia dejará precipitaciones en esa zona, que, con el paso de las horas, se extenderá al resto de las vertientes atlántica y cantábrica y a puntos de la mitad oriental peninsular, sin alcanzar Cataluña y Baleares.

Como consecuencia de esa inestabilidad, las temperaturas experimentarán un "acusado descenso", sobre todo en la mitad oeste peninsular con nevadas en zonas de montaña del oeste y sudeste peninsulares, en una cota entre los 800 y 1.200 metros.

Semana que viene

A partir del martes, aunque todavía pueden producirse algunas lluvias en las comunidades levantinas, volverá a instalarse el tiempo seco y estable en todo el país, acompañado de una significativa subida de las temperaturas. 

[Más información: Éste es el "monstruo" meteorológico que trae la primavera en mitad del invierno]