“Mares Circulares” es el proyecto de Coca-Cola que va más allá de la recogida masiva de residuos y que forma parte de ‘Avanzamos’, la estrategia de sostenibilidad que Coca-Cola presentó a finales del año pasado, con horizonte 2025 y que en materia de envases responde al objetivo de recoger el 100% de los mismos para que no terminen como residuos, especialmente en los océanos.

La integración y la colaboración son el hilo conductor que ha hecho posible el proyecto Mares Circulares de Coca-Cola, que solo durante este verano se propone el reto de limpiar este año 80 playas y entornos acuáticos de España y Portugal, colaborar en la conservación del 100% de las reservas marinas de España y un entorno natural en Portugal e intervenir en los fondos marinos de los caladeros de 12 puertos de España y Portugal con la ayuda de más de 50 barcos.

"Mares Circulares es un proyecto de alianzas que involucra a todos los agentes implicados en la sostenibilidad ambiental de los entornos”, según explica Ana Gascón, directora de Responsabilidad Corporativa de Coca-Cola Iberia. Y es que la iniciativa, que cuenta con el apoyo del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, a través de la Secretaría General de Pesca, Asociación Chelonia, la Fundación Ecomar y Asociación Vertidos Cero, contempla también la colaboración civil y ciudadana a través de más de 100 organismos públicos y privados entre ayuntamientos, ONGs, universidades y asociaciones y contará con el apoyo de más de 1.000 voluntarios.

"Coordinar y colaborar con 100 organismos públicos y privados de diferentes significa implementar el modelo en el que a nosotros nos gusta trabajar porque significa trabajar con la sociedad, con las instituciones públicas y privadas y con el ámbito empresarial", según Juan José Litrán, director de Relaciones Corporativas de Coca-Cola Iberia. "Nosotros creemos que la transformación social se ejerce a través de la colaboración y la integración de los diferentes agentes económicos que son protagonistas del entorno en el que estás desarrollando tu actividad", concluye.

"Mares Circulares es un proyecto de alianzas que involucra a todos los agentes implicados en la sostenibilidad ambiental de los entornos”

Esta experiencia, que nace con vocación de continuidad, no trata sólo de realizar una acción puntual de recogida masiva de residuos en costas y fondos marinos, sino también de sensibilizar a la ciudadanía sobre la necesidad de reciclar y gestionar correctamente los residuos por parte de todos. Juan José Litrán, director de Relaciones Corporativas de Coca-Cola Iberia, asegura que este es un proyecto "singular", ya que, lejos de ser una acción puntual, "engloba varios ámbitos de actuación: implica la recogida de residuos, la recuperación de espacios, la limpieza de fondos marinos por pescadores para que se incorpore a sus hábitos y una campaña de sensibilización a adultos y a jóvenes". Y por otra parte, "es una campaña que no sólo dura en el periodo estival, sino que se prolonga a lo largo del tiempo", añade.

Mares Circulares se desarrolla sobre tres ejes de actuación pensados para realizar una transformación a corto, medio y largo plazo. Como apunta Carmen Gómez-Acebo, directora de Responsabilidad Corporativa de Coca-Cola European Partners Iberia, "queremos que Mares Circulares sea un proyecto integral y circular. No se trata de una acción puntual de recogida de residuos en costas y fondos marinos, sino también de sensibilizar a la ciudadanía sobre la necesidad de reciclar y gestionar correctamente los residuos por parte de todos”.

La primera de estas áreas de acción es la limpieza y recogida de residuos. Este año se va a actuar en 80 playas y entornos acuáticos y colaborar en la conservación del 100% de las reservas marinas de España más un espacio natural en Portugal con la ayuda de más de 1000 voluntarios, además de intervenir con 50 barcos pesqueros en los fondos marinos de los caladeros de 12 puertos de España y Portugal.

“Sabemos que el 70% de las basuras marinas está en el fondo de los mares", señala Estibaliz López-Samaniego, directora de proyectos de Asociación Vertidos Cero. "Los pescadores de arrastre extraen este tipo de residuos todos los días, porque se enganchan en sus redes. Es una magnífica oportunidad para colaborar con ellos en la retirada de los residuos y conocer que, cuánto y dónde están realmente esas basuras marinas", asegura.

La importancia de la sensibilización

La segunda actividad es la sensibilización a la ciudadanía sobre la necesidad de conservar los espacios naturales y gestionar bien los residuos por parte de todos y se llevará a cabo mediante acciones de formación y sensibilización que llegarán a más de 5.000 jóvenes y más de 5.000 adultos. Coca-Cola llevará a cabo, además, acciones de sensibilización sobre la importancia del reciclaje en 12 de las playas con mayor afluencia de España y Portugal, playas con una media de 10.000 visitantes diarios en época estival.

Para Manuel Merchán, presidente de la Asociación Chelonia, “la sensibilización es la mejor manera de mitigar los problemas, por ello queremos hacer participar a la sociedad civil en el voluntariado de limpieza de las playas con el fin de amplificar todavía más el alcance del proyecto”. Además,y como destaca Theresa Zabell, Presidenta de Fundación Ecomar, también "es muy importante el mensaje de concienciación que trasladamos a los niños, porque si no conseguimos un cambio de conciencia a las nuevas generaciones, nunca vamos a cerrar el grifo a los residuos que llegan a nuestros mares".

La tercera y última actividad será la generación de estudios científicos y el impulso de la economía circular: los datos recogidos se pondrán a disposición de expertos en materia de residuos marinos para mejorar el conocimiento del estado de nuestras costas y mares.

Acción de recogida de residuos en una playa del Delta del Ebro.

Para la directora de Responsabilidad Corporativa de Coca-Cola Iberia, Ana Gascón, “Mares Circulares, además, responde a la dimensión externa de nuestro compromiso con los envases dentro de la estrategia de sostenibilidad Avanzamos y, en concreto, al objetivo de recoger el 100% de los mismos para que no terminen como residuos, especialmente en los océanos”.

El programa pondrá en marcha la primera edición de un concurso que dotará con un "capital semilla" de 5.000 euros a una start up que fomente la búsqueda y creación de soluciones a los problemas medioambientales derivados del vertido de residuos en entornos marinos.