El Premio Nobel de Física recae en 2019 en James Peebles "por sus descubrimientos teóricos sobre la cosmología física", un premio que comparte con Michel Mayor y Didier Queloz, los descubridores del primer "exoplaneta que orbita una estrella similar a la del Sistema Solar".

Noticias relacionadas

"Este año, el Premio Nobel de Física recompensa el nuevo conocimiento sobre la estructura del Universo y su historia, así como el primer descubrimiento de un planeta que orbita una estrella similar a la nuestra más allá del Sistema Solar. Estos descubrimientos han cambiado para siempre nuestro entendimiento del mundo", comunica la Academia Sueca al anunciar el fallo. 

Así, Peebles "abordó el cosmos, con sus miles de millones de galaxias y aglomerados galácticos. Su estructura teórica, desarrollada a lo largo de dos décadas, ha supuesto los cimientos de nuestro conocimiento moderno de la historia del Universo, desde el Big Bang hasta el día de hoy".

Peebles, nacido en Canadá y nacionalizado estadounidense, está reconocido como uno de los principales teóricos sobre la estructura del Universo mediante modelos que respetan los principios de la Teoría de la Relatividad enunciada por Albert Einstein. Ha contribuido al corpus teórico de la radiación de fondo de microondas que se extiende por todo el Universo, la materia oscura que lo forma al 85% y la nucleosíntesis primordial que ocurrió minutos después del Big Bang.

"Mi consejo para los jóvenes que se adentran en la ciencia es que lo hagan por amor a la ciencia. Los premios están bien, pero hay dedicarse a ella porque te fascina", ha declarado durante el anuncio de la concesión del Nobel.

 

Por su parte, los suizos Michel Mayor y Didier Queloz "han explorado la galaxia que es nuestro hogar, la Vía Láctea, buscando mundos desconocidos. En 1995, hicieron el primer descubrimiento de un planeta más allá de nuestro Sistema Solar, un exoplaneta en órbita de una estrella de tipo solar, 51 Pegasi".

Este hallazgo, prosigue la Academia, "lanzó una revolución en la astronomía que ha desembocado en más de 4.000 exoplanetas descubiertos desde entonces en la Vía Láctea. Extraños nuevos mundos siguen siendo hallados en estos momentos, con una increíble riqueza de tamaños, formas y órbitas".

En 2012, Mayor y Queloz fueron galardonados en la cuarta edición del Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento en la categoría de ciencias básicas, por el desarrollo pionero de nuevos instrumentos y técnicas científicas que desembocaron en el descubrimiento del exoplaneta 51 Pegasi b.

Los astrónomos suizos Didier Queloz (izqda) y Michel Mayor (drcha).

El jurado español reconoció que "estos dos investigadores idearon y desarrollaron una técnica llamada velocidad radial y basada en el efecto doppler para detectar objetos indirectamente, que consiste en medir en la luz de la estrella la huella de los cambios causados en su movimiento por la atracción gravitatoria entre planeta y estrella".

Además, ambos investigadores de la Universidad de Ginebra han participado directamente en la construcción del espectrógrafo "HARPS", el 'cazador de planetas' del Observatorio Europeo Austral situado en Chile y el instrumento "más exitoso en la aplicación de esta técnica", según el jurado.

[Más información: Nobel de Medicina a los descubridores de la adaptación celular al oxígeno]