Demostración del dispositivo.

Demostración del dispositivo.

Investigación Alopecia

El crecepelo que acaba con la calvicie sin fármacos ni injertos

A día de hoy la calvicie continúa siendo un problema repleto de mitos y leyendas. Existen fármacos que solucionan de forma puntual la caída o ausencia del cabello, pero no funcionan en todos los casos y no suelen ser baratos.

Por ese motivo, la investigación para determinar tratamientos contra la alopecia prosigue. De hecho, algunos fármacos con usos totalmente diferentes han demostrado poder ayudar, como el caso de dos fármacos contra el cáncer y la osteoporosis respectivamente. Demostraron poder solucionar la calvicie, aunque aún caben investigar todos sus efectos secundarios. 

En otro orden de cosas está la calvicie asociada a la edad, junto a las arrugas y las canas. Los tres "problemas" parecen tener solución gracias a dos fármacos desarrollados recientemente por la Universidad John Hopkins y la Universidad de Alabama, respectivamente. Pero, de nuevo, se trata de fármacos en estudio pendientes de multitud de ensayos clínicos que corroboren tanto su efectividad en humanos como su seguridad.

Así se hace un injerto de pelo

Un 'wearable' contra la calvicie

Ahora, un grupo de investigadores coreanos ha desarrollado un método novedoso basado en un dispositivo portátil o wearable, capaz de estimular el crecimiento mediante el uso de luz láser sobre la piel. Sus resultados se han publicado recientemente en la revista de la American Chemical Society.

Dado que la calvicie no solo implica un malestar estético, sino que también puede asociar sentimientos de ansiedad, estos investigadores han intentado buscar una terapia no farmacológica que pueda solucionar el problema. Ya en anteriores estudios se había demostrado que la estimulación láser puede regenerar el cabello, pero es un método costoso -no solo a nivel económico sino también energético- además de ser complicado de usar en el día a día.

Por ello, Keon Jae Lee, profesor asociado del Departamento de Materiales, Ciencia e Ingeniería del Instituto de Ciencia y Tecnología de Korea (KAIST) y sus colegas han desarrollado un fotoestimulador flexible y portátil, que ya ha demostrado regenerar el cabello en ratones, y que sería seguro en su uso humano.

Efectos del tratamiento sobre un ratón calvo (en el centro) con respecto a uno de control (drcha).

Efectos del tratamiento sobre un ratón calvo (en el centro) con respecto a uno de control (drcha).

El dispositivo en cuestión es un conjunto ultradelgado y ultraflexible de diodos emisores de luz verticales (μLED). En total habría 900 μLED rojos en un chip de apenas dos centímetros de tamaño y 20 micrómetros de grosor. Pero, además muy pequeño, también es muy eficiente, usando casi mil veces menos energía por unidad de área que un láser fototerapéutico común. Sin olvidar, así mismo, que tampoco se calienta tanto como para producir daños en la piel humana.

Además, el dispositivo es capaz de soportar hasta 10.000 ciclos de flexión-inflexión y ya ha sido probado en ratones: en comparación a los roedores que fueron tratados con una loción común de minoxidil en inyecciones, aquellos que recibieron el parche μLED durante 15 minutos diarios durante 20 días tuvieron un crecimiento de pelo significativamente superior, además de ser cabellos más sanos y largos.

Diagrama con el funcionamiento del aparato.

Diagrama con el funcionamiento del aparato. ACS Nano.

Por el momento aún falta saber si el dispositivo será igual de eficaz en humanos, pero los investigadores sugieren que sus hallazgos son prometedores.