Un rayo cae sobre la isla de Dragonera, durante la tormenta que ha tenido lugar esta tarde en Andrach, en Mallorca.

Un rayo cae sobre la isla de Dragonera, durante la tormenta que ha tenido lugar esta tarde en Andrach, en Mallorca. Cati Cladera EFE

Ecología Tromba de agua

Las cinco preguntas sobre la tromba de agua que preocupa a España

¿Qué ha pasado?

Un episodio de lluvias torrenciales ha provocado riadas y desbordamientos en la comarca de Levante de Mallorca. Las estaciones meteorológicas de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en las localidades de Artà-Colònia de Sant Pere y Artá registraron ayer 232,8 y 157,4 litros de agua por metro cuadrado respectivamente.

Ambas localidades están muy cerca del municipio de Sant Llorenç des Cardassar, epicentro de los daños provocados por el desbordamiento de torrentes, que han causado la muerte de al menos diez personas y han arrastrado vehículo y mobiliario urbano en una riada que ha atravesado el municipio. 

Una fuerte riada ha arrasado la localidad mallorquina de San Llorens de Cardasar esta noche

La previsión para las próximas 24-48 horas es de precipitaciones localmente fuertes en Aragón, Cataluña, norte de la Comunidad Valenciana y Andalucía occidental y central.

¿Quiénes son las víctimas?

El primer fallecido en ser identificado ha sido Rafel Gili, de 71 años, que fue alcalde de Artá con Unió Mallorquina (UM) gracias a un pacto durante los años 2004 y 2005, y en una segunda ronda en 2007 al ganar las elecciones con mayoría absoluta. 

Otro de los fallecidos es un hombre de edad avanza con movilidad reducida que se encontraba en el sótano de su casa en la calle Ordines de Sant Llorenç, al que sorprendió la tromba de agua. Un matrimonio británico también de la tercera edad ha muerto en esa última localidad mientras cogía un taxi. El vehículo fue arrastrado y el taxista se encuentra desaparecido.

Biel Mesquida Salas era uno de los desaparecidos en Sant Llorenç (Mallorca) y que, según ha informado el medio local De Franc Digital, ha sido hallado muerto. La sexta víctima mortal sería una mujer de S'illot y la identidad de los otros dos fallecidos se desconoce.

El Servicio de Emergencias del 112 ha pedido a todos los vecinos que permanezcan en sus casas y que ningún alumno vaya a clase en los colegios de los municipios de Sant Llorenç, la Colònia de Sant Pere, Artà y Son Servera. Han quedado habilitados los polideportivos Miquel Àngel Nadal y Na Capellera de Manacor, y el pabellón Es Pinaró de Son Servera para atender a las personas afectadas por las fuertes lluvias caídas en esta zona del noreste de la isla.

Rafel Gili en el Ayuntamiento de Artá.

Rafel Gili en el Ayuntamiento de Artá.

La Unidad Militar de Emergencias (UME) ha desplazado hasta Mallorca un centenar de efectivos, ocho vehículos, una embarcación, tres helicópteros y tres perros de rastreo para sumarse a los 300 profesionales que realizan labores de búsqueda de víctimas y auxilio a los afectados.

¿Dónde se han activado las alertas?

Las fuertes lluvias previstas para hoy mantienen en alerta roja a la provincia de Málaga; en naranja a las de Barcelona y Girona; y en amarillo a la de Tarragona, nivel que afecta también a las islas Baleares.

Málaga tiene aviso rojo por fuertes lluvias que dejarán 50 litros por metro cuadrado en una hora en puntos de la Axarquía, Sol y GuadalhorceEn Cataluña hay alerta naranja (riesgo importante) por fuertes tormentas y lluvias que descargarán 100/150 litros por metro cuadrado en 12 horas en zonas del litoral, prelitoral y Pirineos.

En Tarragona hay aviso amarillo (riesgo) por lluvias en el litoral. Todas las islas del archipiélago balear mantienen activado el aviso amarillo por lluvias y tormentas, con una precipitación acumulada de 20 litros por metro cuadrado en una hora.

Respecto a la situación del tráfico por carretera, la Dirección General de Tráfico (DGT) alerta de inundaciones y circulación difícil en varios tramos de la A-7 a su paso por Marbella (Málaga). En las Islas Baleares, a esta hora todavía permanecen varías vías secundarias cortadas en la zona noreste de Palma de Mallorca.

Carreteras cortadas en el Levante de Mallorca.

Carreteras cortadas en el Levante de Mallorca.

¿Por qué ocurren estas riadas?

La previsión de AEMET para el martes por la tarde era de "lluvias y chubascos en las comunidades mediterráneas, pudiendo ser localmente fuertes y con tormentas en el este de Cataluña, en el archipiélago balear, en el sureste y en puntos aislados de la Andalucía mediterránea". 

Trombas de agua como la de Sant Llorenç son un fenómeno atávico, sin embargo, y esencialmente impredecibles. "Hay pocos fenómenos predecibles en nuestro clima, pero uno de ellos es el de los temporales de levante que casi todos los otoños visitan las comunidades del Mediterráneo"- escribía el periodista especializado en meteorología Vicente Aupí en su blog Estrellas y Borrascas. En base a datos a 50 años, designaba el 14 de octubre como "fecha fatídica".

"El otoño climático (septiembre-noviembre) es la estación del año en que se concentra la mayoría de aguaceros que han provocado inundaciones en la fachada mediterránea de la Península Ibérica"- explicaba por su parte Gerard Taulé en El Levante-EMV. Los motivos son tres: una temperatura del mar alta que todavía favorece la evaporación, la entrada de masas de aire frío que condensan y provocan las trombas y los vientos húmedos que llegan impulsados por los bloqueos anticiclónicos en Balcanes y Centroeuropa.

¿Cuándo terminará esta 'gota fría'?

El Mediterráneo ha ido aumentando progresivamente de temperatura, por lo que la posibilidad de intensas trombas de agua ya se contemplaba para septiembre, aunque finalmente el primer mes del otoño meteorológico ha resultado seco y cálido por encima de la media. Con la entrada de frentes atlánticos y borrascas mediterráneas, sin embargo, entramos en un escenario completamente diferente. 

La previsión estacional de AEMET, por tanto, configuraba una previsión de temperaturas más elevadas de lo habitual en todo el territorio y de pluviosidad habitual excepto en Baleares, donde se preveía superior. El pronóstico a corto plazo es de una mejora para el fin de semana y de incertidumbre después, debido a la entrada de un nuevo frente y a la posibilidad de que la tormenta tropical Leslie alcance a la Península.